¿Qué es la anorgasmia femenina? ¿Cuáles son sus causas?

La anorgasmia femenina se traduce como la ausencia del orgasmo femenino tras una estimulación normal. Es un trastorno únicamente femenino. Es además, aunque parezca mentira, una de las disfunciones sexuales más comunes en las mujeres. Sin embargo, hay términos que deben aclarase en primer lugar para no causar confusiones. Por ejemplo, muchos creen que el orgasmo es equivalente a la eyaculación. En contraposición a esta afirmación, hoy en día se sabe que se pueden tener orgasmos sin necesidad de eyacular. La anorgasmia hace referencia a la inhibición tanto de la eyaculación, como el orgasmo femenino.

anorgasmia femenina
La anorgasmia femenina se define como la incapacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo.

Esta ausencia del orgasmo, aunque es más habitual en mujeres, se da también en hombres. De hecho, muchos de los factores que se comentarán a continuación pueden ser aplicables a ambos sexos.

 

 

Factores que impiden el orgasmo femenino

Los estudios más recientes afirman que esta disfunción se produce en un 95% de los casos por razones puramente psicológicas. El 5% restante proviene de causantes biológicos. Así, en casos como en los la anorgasmia observamos la importancia de la psicología en la sexualidad, siendo fundamental para comprenderla.

De entre los factores psicológicos más importantes que impiden el orgasmo en la mujer, existen los siguientes:
  • Autoestima; es una de las razones más importantes. Una baja autoestima en la cama puede generar tensión suficiente en los músculos como para que la persona deje de disfrutar del acto sexual.
  • Barrera psicológica; la educación que la persona haya recibido es también un factor determinante. Las creencias personales pueden hacer que la mujer sienta presión con respecto a su pareja. Esto dará lugar a frustración por saber que no será capaz de llegar al clímax.
  • Confusión con la identidad sexual; la excitación femenina ocurrirá cuando se sienta atraída por la persona con la que está compartiendo el acto sexual. Si la mujer no conoce sus propios gustos, las dificultades para acceder al orgasmo aumentarán.
  • Consumo de drogas; ya que, como es sabido, estas influyen en el sistema nervioso provocando un estado nocivo para que se produzca la respuesta sexual adecuada.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:
Otros factores biológicos que pueden dar lugar a esta disfunción, son los presentados a continuación:
  • Anormalidades anatómicastanto trastornos en la pelvis como en el útero pueden ocasionar la inflamación de la vagina, además de anorgasmia.
  • Alteraciones en el Sistema Nervioso referente a la pelvis; una mala circulación de la sangre, o causantes más graves como la esclerosis múltiple o padecer tumores son elementos que influyen en el sistema nervioso de la zona de la pelvis. Estos pueden dar lugar a la anorgasmia.
  • Menopausia; llegada una determinada edad, los niveles de hormonas en la mujer comienzan a alterarse, pudiendo causar sequedad en la zona vaginal. Esto, sin embargo, puede ser resuelto mediante la utilización de lubricantes o comprimidos naturales.

Tratamiento

anorgasmia femenina

Una de las bases fundamentales por las que se produce esta disfunción es, como ya se ha mencionado, la falta de educación sexual. Si la persona no ha llegado a comprender el funcionamiento de su propio cuerpo, difícilmente podrá derribar los muros que le separan del pleno disfrute del mismo. Para conseguir que esto ocurra, se deberá realizar una serie de ejercicios de manera gradual que ayuden a la persona en dos fases. En primer lugar, estos ejercicios se realizarán de manera individual, con la finalidad de estimular y conocer el propio cuerpo. La segunda tanda de ejercicios tiene cuya finalidad la consecución del clímax gracias a la práctica sexual compartida. Puede englobarse este tipo de intervención de la anorgasmia femenina dentro del modelo EPITEX.

Aun así, el tratamiento de la anorgasmia dependerá del origen de la misma y será el profesional quien, tras el diagnóstico que realice, especifique la terapia más adecuada para cada paciente.