¿Qué es la autoestima?

El concepto de autoestima es un término ambiguo y discutido en la psicología. Muchos autores lo describen de forma distinta. Pero, en definitiva, podríamos decir que se trata de un constructo para definir la valoración que cada persona tiene de sí misma. Esta autoevaluación varía en un continuo que va desde muy positiva a muy negativa. Sin embargo no hay que confundirla con el autoconcepto.

¿Es lo mismo autoestima y autoconcepto?

Algunos términos como autoaceptación, autoajuste, autovaloración, autoconcepto o autoimagen suelen usarse indistintamente como similares a autoestima. Aunque no lo son realmente pero forman parte de la autoestima global. No obstante, vamos a diferenciar el autoconcepto y la autoestima que muchas veces se confunde. El autoconcepto es el conjunto de atribuciones (ideas, creencias, conocimientos, habilidades, actitudes, y valores) que cada persona tiene sobre sí misma. Además, estas atribuciones definen quién es (dimensión descriptiva, cognitiva). Sin embargo, la autoestima es la valoración que cada persona hace de sí misma (dimensión valorativa, afectiva ). Una persona puede describirse a sí misma con cosas positivas o negativas (autoconcepto) pero su valoración personal (la autoestima) es positiva.

 Conoce sus dimensiones…

Algunos autores hablan de la autoestima como un todo, pero lo cierto es que posee diferentes dimensiones: autoestima física, autoestima académica, autoestima social y autoestima familiar. Esta última podríamos incluirla dentro de lo social y dentro de la académica podríamos incluir la laboral.

Lo importante de estas dimensiones es que cada persona le da una importancia a cada una de ellas según el modelo de Harter (1993).  Variará, por tanto, en función,  de dos feedback el interno y el externo. Ambos, tienen un valor mediador en la autoestima global. Una persona puede ser muy buena en una dimensión, pero si la más importante es aquella en la cual en la que no es tan bueno su autoestima global puede ser baja.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

¿Cómo mejoro mi autoestima?

Las posibles líneas de intervención que se podrían definir son:

  • Autoconocimiento. Mejorar el conocimiento que tengo de mi mismo.
  • Aumentar la percepción de competencia. En una persona con puede ocurrir que no esté valorando su capacidad real.
  • Mejorar la percepción que tengo sobre lo que los demás piensan sobre mí. Es posible que la persona crea que los demás tienen una imagen peor de la que realmente tienen.
  • Flexibilizar la importancia de las áreas y su comparación con otros. Así como, lo que otros piensan de mí.
  • Identificar y modificar las distorsiones cognitivas que se producen a lo largo de los puntos anteriores. Es decir, en cuanto al autoconocimiento, a la competencia personal, a lo que piensan los otros de mi y la importancia de cada área. En este último aspecto es importante tener en cuenta la cultura y la opinión de los otros sobre qué área debe ser más importante pero no lo que a la persona le importa realmente.

¿Qué provoca una baja auto estima?

¿Cuáles son tus puntos fuertes y los débiles? ¿Qué crees que los otros piensan sobre eso? ¿Qué dimensión es más importante para ti? ¿Por qué? ¿Estás seguro de que es tu opinión y no la de los demás?

Piensa sobre ello y si no te hace feliz, cámbialo. Siempre es posible el cambio si te lo propones. Con ayuda profesional también cuenta, además es valiente reconocer que uno necesita ayuda para sentirse mejor.

 

2 Comentarios

  1. Buena entrada. Muy bien definido todo, sin embargo, me gustaría aportar un último matiz. El autoconcepto sería una estructura supraordenada conformada, por un lado, por la autoimagen (serían esos juicios descriptivos de los que hablabas) y, por otro lado, por la autoestima (serían los juicios evaluativos).

Comments are closed.