Dicen que cuando has superado algo, es cuando puedes hablar de ello sin dolor. Sin esa sensación de vacío que enebra el hilo de las agujas clavadas en tu alma. Tal vez para muchos es fácil hablar de un tipo de problemática presente en las escuelas y cada vez más popular por el uso de aparatos electrónico para burlar las leyes de aproximación física (ciberacoso). Obviamente, en este post no damos la clave para superar el acoso escolar. Algo tan complicado requiere la ayuda de un especialista. Pero sí, damos algunos consejos.

Según fuentes del diario electrónico “El País”  en 2016…

“Uno de cada 10 alumnos asegura que ha sufrido acoso escolar”

En mi época, no había muchos teléfonos y se usaba el Messenger. Me hace gracia porque cuando he puesto esta palabra, el corrector la ha tachado en rojo. La vida actual plantea más retos a nivel educativo. Las cosas han cambiado, ya no somos esos niños inocentes e inmaduros. Y contra todo pronóstico, seguimos necesitando expresar lo que un día pasó y que nadie jamás tuvo en cuenta.

Casi nunca he hablado de esto. Casi siempre me he callado. Me callé en su momento, me encerré y fui fuerte. Y así fue como empecé a componer mis temas, trasladando mis fatigas y problemas escolares al lápiz y al papel. Era mi escape, me pasaba horas y horas encerrada en mi habitación disfrutando de mi creatividad.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

A todas las personas que sufren acoso escolar les cuesta perdonar. Cualquier tipo de agresión ya sea física, verbal o psicológica, atenta contra nuestra integridad personal haciéndonos propensos a multitud de trastornos mentales, como son la depresión, TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), ansiedad generalizada, agorafobia o fobia social.

¿Cómo muestran los medios el bullying?

Se ha podido ver en multitud de medios esta problemática. No solo es personal sino que forma parte de un sistema educativo en el que falta enseñar en valores, prosocialidad y tolerancia. En la serie “Merlí” de TV3 que también se emite en la sexta, sale un personaje en la primera temporada que se llama Iván (un adolescente introvertido, tímido, inteligente…) y al que todo el mundo discrimina por ser “diferente” / único. El chaval acaba por no salir de casa por temor a las burlas de los demás. Tiene agorafobia, a penas se arregla y tiene la mirada perdida, mucho odio y mucha tristeza.

Al igual que Iván, muchos niños y adolescentes sufren esta lacra en silencio. El motivo, no se atreven a denunciar. A casi nadie se le informa de primera mano sobre qué medidas existen para proteger a las personas más vulnerables y que tipo de ayudas pueden ser fundamentales para un mejor funcionamiento escolar con el psicólogo del centro como protagonista de las mismas. A las familias les es difícil tomar decisiones sobre qué hacer con las problemáticas de sus hijos y los profesores a veces y aunque nos pese, se mantienen al margen.

¿Se puede superar el acoso escolar?

Es difícil entender cómo superar una mala racha y aprender a vivir con las secuelas que te deja. Puedes pasar por multitud de fases; desde la negación, la resignación, la aceptación y finalmente superarlo con constancia y esfuerzo.

Esto es como un juego en el que hay que sobreponerse a una indefensión aprendida. Este concepto psicológico hace referencia a que si a una persona la estás maltratando contínuamente, cuando haya alternativas positivas posibles para mejorar su situación, no las va a ver, porque ha estado viviendo en un pozo oscuro durante mucho tiempo.

Se altera por tanto y de manera constante la percepción de las situaciones y todas las áreas sociales gravitan sobre una nebulosa en la cual tu eres ese agujero negro que no ve la salida al mundo exterior.

Además… si el acoso escolar se mantiene durante mucho tiempo y el consecuente aislamiento se perpetúa…

La falta de habilidades sociales e inteligencia emocional se puede hacer patente. Es como… ser Platón, estar dentro de la Caverna y de repente salir al mundo exterior en dónde todo lo que ves crees que es un peligro. Ahí sigue la ansiedad, dentro de ti.

¿Cómo superar el acoso escolar?

1. Bien pues primeramente acudiendo a un buen psicólogo, cognitivo-conductual (más recomendable para casos de ansiedad, depresión etc.)

2. En segundo lugar hay que tener el valor de PERDONAR. Lo he puesto en mayúsculas porque en mi opinión, es algo muy difícil de hacer cuando te sucede un hecho traumático. Os puede parecer simplista mi argumento pero el perdón viene del amor. El odio es una emoción insana que genera resentimiento, nos corroe y nos hace envejecer. El amor, por otro lado, es una emoción que elegimos tener y es además, muy poderosa. Con esto no insinúo que ames a quienes te hicieron daño, sino que te ames a ti mismo/a y dejes de culpar a los demás por lo que pasó.

Culpar es seguir asumiendo que algo no funcionó y por lo tanto seguir insistiendo en buscar justicia, una justicia que o bien se hizo ya en su momento o aunque no se hizo, ahora no tiene sentido encontrarla. El odio es una emoción razonable pero no se debe apoderar de nosotros. Si reconocemos la emoción es mejor que si la dejamos ahí gravitando en nuestra vida de manera inalterable. Puedo decir: Sí, odio a tal persona por tal y cual cosa, pero la perdono. El perdón es algo que nos descarga emocionalmente y aunque siempre se conserve una emoción negativa sobre el hecho en sí, habremos adquirido un aprendizaje nuevo. Por tanto, perdonar es un camino a superar el acoso escolar.

También, para superar superar el acoso escolar…

3. Una vez perdonadas las personas correspondientes… SE HA DE APRENDER de la situación. Y, no calificar a las personas como: buenas o malas. Simplemente se ha de analizar si en ese momento ellas/os también estaban sufriendo, si necesitaban madurar o si en cualquier caso siguen siendo como eran y de forma educativa no pudieron aprender que comportamiento era el adecuado en una situación concreta. Nadie nace aprendiendo lo que tiene que hacer o decir o como comportarse en cada momento. Quizás ellos/as también hayan aprendido algo.

4. Vuelve a confiar en las personas. No todos quieren hacerte daño. No todos van a por ti, hay gente que te aprecia y te quiere. Para superar el acoso escolar es importante volver a tu estado previo.

5. Se realista y apunta las cuestiones positivas que te proporcionó esa vivencia. Quizás seas un ser Resiliente y eso… te puede ayudar en muchas más situaciones. Así pues… con esto y un poquito de paciencia. Podremos por fin estar … en el sitio que siempre merecimos y superar el acoso escolar.