¿Existe realmente un mayor riesgo de sufrir adicciones en las personas que sufren TDAH?

Según el DSM-V, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno de origen neurobiológico con una carga genética superior al 70%. Se caracteriza por un desfase de los neurotransmisores, fundamentalmente la dopamina, serotonina y la noradrenalina. ¿Existe una relación entre el TDAH y las adicciones?

Existe la hipótesis de que el TDAH, predominantemente en la adolescencia, produce un mayor riesgo de abuso o adicción a sustancias.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

¿Cómo se explica la comorbilidad del TDAH y las adicciones?

Podemos explicar esta relación entre el TDAH y las adicciones a partir del modelo motivacional de Sonuga Barke, que explica la aversión a la demora.

El TDAH y las adicciones tienen comorbilidad
TDAH y las adicciones

Este modelo explica que las personas con TDAH tienen preferencia por las gratificaciones inmediatas. Aunque, resulten más pequeña que una demorada. Además, cuentan con dificultad para trabajar adecuadamente durante períodos prolongados de tiempo. Para posponer recompensas y presentan falta de motivación ante las tareas.

Estas acciones están relacionadas con la baja tolerancia a la frustración cuando no se satisfacen las necesidades y deseos en el momento. Dentro de este modelo, la impulsividad tendría como objetivo reducir el tiempo de demora para obtener la gratificación en los niños con TDAH.

Esta impulsividad, entre otros factores representativos, lleva a los adolescentes a experimentar con el consumo de sustancias y les hace sentir un estado de funcionalidad y aceptación social. Por tanto, es común la prevalencia del TDAH en consumidores de sustancias. Como alcohol, cocaína o heroína; y similar la presencia de pacientes con TDAH predispuestos a volverse dependientes de sustancias.

¿Qué dicen los estudios sobre el TDAH y las adicciones?

TDAH y las adicciones
TDAH y las adicciones

En un estudio liderado por Bierderman et al. (1995), se vio como el 52% de los pacientes con TDAH en la infancia presentaron un trastorno por consumo de sustancias a lo largo de la vida, mientras que en la población sin TDAH este porcentaje fue del 27%. Además, el TDAH parece repercutir de forma negativa sobre la evolución de la drogodependencia. Ya que estos pacientes presentan más riesgos de recaídas en el consumo de sustancias tras la desintoxicación. Y, por tanto, de cronificación de la drogadicción.

Una cuestión que ha dado lugar a reiteradas polémicas es si el consumo de fármacos estimulantes en los niños con TDAH puede favorecer el consumo de drogas en la edad adulta. Hay que aclarar que las drogas generan un efecto de euforia y saciedad del placer. En oposición los medicamentos propios para el tratamiento del TDAH se encaminan a liberar mayor cantidad de serotonina. Y, con ello enfocar la concentración del paciente.

Referencias sobre el TDAH:

http://faros.hsjdbcn.org/adjuntos/1842.1-TDAH-3-Cast.pdf

Sonuga-Barke, E.J. (2005) Causal models of attention-deficit/hyperactivity disorder: From common simple deficits to multiple developmental pathways. Biological Psychiatry, 57, (11), 1231–1238. [PubMed: 15949993].

http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/modelos-cognitivos-explicativos-para-el-tdah.html

Deja un comentario