¿Qué es la asertividad?

Asertividad significa: «defender nuestros derechos sin faltar a los derechos de los demás».  La comunicación asertiva es un término utilizado mucho en comunicación y también en la práctica clínica. Por tanto podemos hablar de comunicación asertiva . Con la comunicación asertiva se desean lograr tres tipos de comportamiento.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

¿Cómo podemos mejorar la comunicación asertiva?

1.-Evitar dejarse llevar por los impulsos. Además es muy importante no caer en que los estímulos nos dominen. ¿Sabías que las personas que no controlan sus impulsos tienden al maltrato animal?. Si te interesa el tema del control de impulsos, pulsa aquí. En este artículo explicamos cómo nuestro cerebro trabaja para controlar nuestros impulsos. 
2.-Responder de manera calmada ante situaciones de conflicto y/o de estrés. Así, podemos actuar de manera autorreflexiva.
3.-Calmar a otros. En este caso conviene recordar la definición que da Aristóteles de Inteligencia Emocional. ¿Sabes que se puede mejorar la inteligencia emocional con videojuegos? Descubre cómo aquí. 
«Es la habilidad del individuo para reaccionar con la energía adecuada, ante la persona adecuada y en el momento adecuado» Así define Aristóteles la inteligencia emocional.
La clave fundamental para lograr lo antes dicho, se resume en un solo proceso. Este proceso consiste en Aprender a escuchar. No basta con oír. Este es un proceso orgánico, protagonizado por los oídos, mientras que escuchar, significa oir e interpretar. A través de la comunicación asertiva estamos controlando nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Lenguaje, cuerpo y emociones actúan conjuntamente. Estos procesos se denominan dominios de la conversación. Si aprendemos a escuchar, conoceremos mejor a los demás y mejoraremos nuestro autocontrol. De esta manera obtendremos mejores resultados en la comunicación con los otros. Además, seremos capaces de tener una mayor comprensión de nosotros mismos.
En resumen, debemos aprender a manejar la asertividad en las relaciones interpersonales del día a día en cualquiera de los ámbitos y momentos de nuestras vidas. Debemos, por tanto, emplear una comunicación asertiva.