El efecto de las preguntas en la búsqueda y encuentro consigo mismo, es por demás interesante. Toda pregunta tiene una causa y un efecto; es decir, todo tiene su razón de ser, nada es casual. Hay muchas razones para hacer preguntas, reflexione sobre el por qué preguntamos cuanto sucede. Seguro encontrará muchas razones, porque siempre necesitamos conocer el por qué y el para qué de todo. También puede ocurrir que tengas preocupaciones excesivas, para ello tenemos un curso.

Al revisar nuestra “historia personal”, recordamos que siendo niños preguntábamos … ¿y por qué…? ocasionando molestia a la persona que nos escuchaba, hasta nos castigaban por ¨preguntón¨. Sin saberlo, nos causaban tensiones y actitudes que poco a poco iban conformando nuestra personalidad. En muchos casos, guiada por un mandato inconsciente: ¨preguntar es malo¨, coartando nuestro deseo de aprender, de saber qué pasa a mi alrededor. Resultado posible: traumas inhibitorios, introversión excesiva, aislamiento y pocos deseos de participar.

¿Se imaginan cómo puede ser la personalidad de ser humano sometido a tal sistema educativo?
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Hágase preguntas

Si he despertado en usted recuerdos del pasado, sobre cosas que prefiere olvidar… ¡NO TENGA MIEDO NI PENA, SAQUE A FLOTE ESOS RECUERDOS Y EXPERIENCIAS NEGATIVAS DE SU VIDA Y APRENDA A SER MAS ASERTIVO! Le invitamos a reflexionar.

preguntas

Para ello, haga un análisis de su vida pasada, la influencia de factores negativos sobre su comportamiento actual, su personalidad, su manera de pensar, sentir y actuar ¡salga de su jaula!

Si no puede hacerlo solo (a), busque ayuda profesional: Una consulta psicológica; una consulta con un coach y/o conversar con alguien de su confianza sobre el tema.

“Cuando exteriorizamos nuestros sentimientos, nuestro organismo se calma”

¡USTED PUEDE TRASFORMAR SU VIDA, SU FORMA DE PENSAR, SENTIR Y ACTUAR. BUSQUE RESPUESTAS Y ENCONTRARA, porque usted es ¡LA PERSONA MAS IMPORTANTE EN SU VIDA!