Demencia: concepto, tipos y criterios diagnósticos

Concepto de Demencia (en general, de cualquier etiología)

El concepto de demencia ha evolucionado en las últimas décadas. Antes se definía como deterioro intelectual global progresivo. Esto no es incorrecto, pero es muy impreciso.

“Síndrome consistente en un deterioro progresivo de la memoria y con al menos 1 de los siguientes déficits cognitivos: afasia, apraxia, agnosia o alteración de las capacidades ejecutivas, suficiente para interferir con el funcionamiento social o laboral y que se presenta en ausencia del delirium o de trastornos psiquiátricos mayores”.

Según la American Psychiatric Association (DSM III-R 1987)

Aunque en las posteriores ediciones del DSM el concepto ha variado ligeramente. Por ejemplo:

  • DSM-IV TR (2000) Se dice lo mismo que en el DSM del 87.
  • DSM-5 (2013). Elimina el término demencia y habla de trastorno neurocognitivo (TNC).
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Criterios diagnósticos de la demencia

Recomendaciones del National Institute on Aging y la Alzheimer’s Association (USA)-2011. Estas dos instituciones ya en el año 1984 se publican los criterios diagnósticos. En el año 2010 estas dos instituciones pensaron que ya era hora de revisar los criterios de demencia porque se estaban manejando todavía los que se habían hecho en 1984. En el año 2011 en la revista Demencia y Alzheimer se publica una serie de artículos.

demencia, tipos criterios diagnósticos y concepto
Los criterios diagnósticos para la demencia deben ser precisos para mitigar el posible sufrimiento de los pacientes.

La demencia no es una enfermedad concreta sino un término global que describe un conjunto amplio de síntomas asociados a un deterioro mental (memoria, pensamiento) lo bastante grave como para reducir la capacidad de la persona para realizar las actividades diarias.

El diagnóstico de demencia se establece cuando existen síntomas cognitivos o conductuales (neuropsiquiátricos) que:
  1. Interfieren con la capacidad para funcionar en el trabajo y en las actividades diarias.
  2. Esos síntomas indican un declive del funcionamiento y el rendimiento con respecto a los niveles previos. La familia e incluso el propio paciente notan que su funcionamiento no es igual que anteriormente. Nosotros no tenemos por qué conocer los niveles previos, pero esto nos lo informará la familia o el propio paciente.
  3. No se explican por “delirium” ni por un trastorno psiquiátrico mayor. Por eso es importante distinguir demencia de pseudodemencia depresiva.
  4. El deterioro cognitivo se diagnostica y objetiva mediante la combinación de:
    1. Una entrevista con el paciente y un informante
    2. Una evaluación neuropsicológica
  5. El deterioro cognitivo o conductual implica al menos dos de los siguientes dominios:
    1. Capacidad alterada para adquirir y recordar información nueva: Síntomas. Preguntas o conversaciones repetitivas, olvido de eventos o citas, perderse en ambientes familiares (este es muy importante, además te lo suelen decir los familiares).
    2. Razonamiento y realización de tareas complejas alterados, juicio pobre. Síntomas. Mala comprensión de las medidas de seguridad (esto es muy frecuente. La seguridad en el tráfico por ejemplo. Sus proceso de juicio acerca del riesgo de cruzar una calle en rojo ya está alterado), incapacidad para manejar las finanzas, para tomar decisiones y para planificar actividades complejas o secuenciales.
    3. Capacidades visoespaciales alteradas. Síntomas. Incapacidad para reconocer personas y objetos comunes, para encontrar objetos presentes, para orientar las prendas de vestir con el cuerpo.
    4. Funciones del lenguaje alteradas (hablar, leer, escribir). Síntomas. Dificultad para encontrar palabras familiares mientras hablan, titubeos, errores en el habla, deletreo y escritura.
    5. Cambios en la personalidad y el comportamiento. Síntomas. Cambios extraños del humor (agitación, motivación alterada, apatía, retirada social, pérdida de interés por actividades previas, pérdida de interés por actividades previas, conductas socialmente inaceptables, conductas obsesivas o compulsivas).
 

Tipos de Demencia

Según las causas podemos establecer tres tipos:

  • Corticales: la enfermedad afecta a la corteza cerebral. Ejemplo: la enfermedad del Alzheimer (EA). Algunas de las demencias corticales son las siguientes:
    • Demencia (TNC) debida a la enfermedad de Alzheimer (EA)
    • Demencia (TNC) con Cuerpos de Lewy
    • Demencia (TNC) por atrofia Frontotemporal (enfermedad de Pick)
  • Subcorticales: afectadas las estructuras subcorticales: ganglios basales, tálamo, etc. Ejemplo: enfermedad de Parkinson, Huntington, etc. Lo más frecuente es que estén producidas por enfermedades degenerativas que afectan a los ganglios basales (neuroestriado [caudado y putamen], globo pálido, sustancia negra, núcleo subtalámico)
    • Enfermedad de Huntington
    • Enfermedad de Parkinson
    • Parálisis supranuclear progresiva
    • Degeneración córtico-basal
    • Demencia multiinfarto (coexisten con frecuencia signos corticales)
    • Demencia talámica
    • Enfermedad de Binswanger
    • Vasculitis cerebral (proceso inflamatorio SNC)
    • Metabólicas
      • Enfermedad de Wilson
    • Enfermedades desmielinizantes
      • Esclerosis múltiple
      • Leucodistrofia
      • Complejo de demencia-Sida
    • Mixtas: combinación de EA y trastornos cerebrovasculares. Frecuentemente, resultado de la combinación de dos patologías: EA y lesiones vasculares cerebrales (demencia vascular o trastorno neurocognitivo vascular).

Las dos formas más comunes  en la vejez son:

  1. La debida a la EA.
  2. La debida a la enfermedad cerebrovascular o demencia vascular, o como dice el DSM-5 actualmente TNC vascular.

Deja un comentario