El próximo día 18 de abril se celebra el Día Europeo de los Derechos de los Pacientes, y posiblemente no lo sepas. De hecho, uno de los motivos que fomentaron la celebración de este día fue proporcionar información a los pacientes. También se pretendía debatir estos supuestos, y adoptar compromisos para mantenerlos y mejorarlos.

En este artículo os explicamos cuáles son los derechos de los pacientes que se pretenden difundir en esta jornada y cómo reclamarlos. Además, os contamos qué derechos concretos tenéis cuando acudís al psicólogo.

¿Cuáles son los derechos de los pacientes?

En el año, 2002, se elaboró una Carta Europea de Derechos del Paciente, basada en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Esta carta incluye 14 derechos básicos en relación a los servicios de salud. Son los siguientes:

  • Derecho a la prevención de la enfermedad.
  • Al libre acceso a los servicios de salud que precise cada persona, sin discriminación en función de los recursos, lugar de residencia o complicación médica que se padezca.
  • Derecho a la información y al consentimiento.
  • A la libre elección. Ningún profesional de la salud debe decidir por las personas a las que trata. Son ellas las que han de tomar las decisiones que conciernen a su salud.
  • A la intimidad y confidencialidad.
  • Al respeto del tiempo de los pacientes. Hace referencia a los tiempos de espera en la sanidad.
  • A la seguridad.
  • A la innovación.
  • Derecho a evitar los sufrimientos innecesarios y el dolor.
  • Al trato personalizado.
  • A reclamar.

    derechos de los pacientes
    Tenemos derecho a estar informados y a recibir un trato personalizado y de calidad
  • A recibir compensación, en el caso en el que se haya cometido una negligencia, o se hayan incumplido los anteriores derechos.

Probablemente, tras haberlos leído hayáis llegado a la misma conclusión que yo. En numerables ocasiones, estos derechos de los pacientes no son respetados.

 

¿Cómo podemos reclamar nuestros derechos?

Nuestra primera baza para poder luchar por el reconocimiento de estos derechos es, precisamente la información. Si no conocemos a qué tenemos derecho, nunca podremos reclamarlo.

Por supuesto, cuando alguno de estos supuestos es vulnerado y una persona lo percibe, ha de reclamarlo a las autoridades pertinentes. Éstas variarán en función de la entidad (pública o privada), su lugar de residencia, o el tipo de negligencia que se haya cometido. Por ejemplo, si consideramos que nuestro médico de cabecera no nos ha informado bien sobre el antibiótico que nos ha recetado, posiblemente podamos resolverlo hablando con él o reclamando en el propio centro de salud. Sin embargo, si nos realizan una operación de riesgo sin haber dado nuestro consentimiento, podríamos plantearnos una demanda judicial.

Pero, ¿cómo hacemos para exigir nuestros derechos y no llegar a estos extremos?

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Claves para recibir nuestros derechos como pacientes

  • Preguntar. Muchas veces no hacemos preguntas por miedo a parecer ignorantes. Todo lo contrario, preguntar demuestra inquietud por saber.
  • Si algún planteamiento terapéutico no te convence, te genera dudas o piensas que no está respetando alguno de tus derechos, puedes negarte a llevarlo a cabo. Al menos, hasta que no se resuelvan todas tus inquietudes.
  • Leer bien los consentimientos. Cuando tengas que firmar algún documento relacionado con tu salud, léelo detenidamente. No importa el tiempo que te tomes para ello.
  • Pedir segundas opiniones.
  • Solicitar acceso a programas de prevención. En ocasiones existen programas de prevención que no usamos porque desconocemos. Infórmate, y solicita el acceso a todos ellos. Es tu derecho.

    derechos de los pacientes
    Una de las claves puede ser solicitar el acceso a los programas de prevención

Y cuando voy al psicólogo, ¿qué derechos tengo?

En líneas generales, un psicólogo es un profesional más de la salud, por lo que los derechos de los pacientes son los mismos que ya os he contado anteriormente.

Sin embargo, debido a las particularidades de los servicios que ofrecemos, es necesario desglosar algunos derechos más concretos que los usuarios de psicología deben conocer.

Derechos de los pacientes en Psicología

  • Solicitar y recibir información sobre la capacidad profesional del psicólogo. Por ejemplo: información sobre su licencia para ejercer, su formación académica, su experiencia laboral….
  • Verificar su condición de Psicólogo Colegiado y su Número de Registro Sanitario. Estos datos siempre deben estar visibles en el despacho/consulta, para que la persona pueda comprobarlos.
  • Obtener información sobre honorarios, métodos de pago, reembolso de las aseguradoras, cantidad de sesiones, duración de las mismas,normas de cancelación de las sesiones…
  • Estar informado sobre el cumplimiento de la confidencialidad y la protección de sus datos personales. Este es quizá uno de los más importantes. En psicología, la confidencialidad debe estar garantizada al 100%, y también ha de estarlo la protección de todos los datos que el usuario proporcione. En el caso de intervenciones con menores, se ha de firmar un consentimiento informado por parte de los progenitores para autorizar la intervención.

¿Qué otros derechos tienen los clientes en psicología?

  • Recibir información sobre el plan de tratamiento, y hacer preguntar sobre la terapia y su evolución.
  • Negarse a responder a preguntas o a revelar cualquier información. Este es otro derecho muy relevante. En ningún momento existe obligación por parte del paciente a proporcionar información que no desee.
  • Conocer la existencia de estudiantes en prácticas, supervisores clínicos u otros profesionales con los que se pueda llegar a compartir datos sobre su caso. Y, por su puesto, autorizarlo.
  • Rechazar cualquier tipo de tratamiento o suspender el tratamiento en cualquier momento sin obligación, coacción u hostilidad alguna. Por ejemplo, si un psicólogo propone una intervención con EMDR, la persona tiene derecho a negarse.
derechos de los pacientes
Tienes derecho a la confidencialidad, a la protección de datos y a no revelar información que no desees revelar
  • Rehusar o solicitar la grabación de sus sesiones. En todo caso, siempre que se realice esta grabación se deben proteger los datos y firmar un consentimiento informado.
  • Finalmente, existe el derecho a denunciar la conducta no profesional por parte del psicólogo. Normalmente, las denuncias son remitidas en primera estancia al colegio de psicólogos. Posteriormente, pueden derivar o no en denuncias a nivel judicial.

Conclusiones

Ahora ya conocéis cuáles son vuestros derechos básicos como pacientes, tanto en la sanidad en general, como en la psicología en particular. Está en vuestra mano luchar por su cumplimiento. Y, es que, como aseguraba Terri Guillemets:

“Tú eres tan importante para tu salud como ella lo es para ti”