¿Qué es la desesperanza?

Me atrevo a decir que la desesperanza es uno de los sentimientos más difíciles de afrontar. Y tal vez de comprender, ya que por ejemplo:

  • Si nos sentimos con rabia: podemos gritar, patalear, hacer algún deporte para descargar, etc.
  • Cuando tenemos miedo: nos escondemos, nos aislamos, etc.
  • Si, por ejemplo, sentimos tristeza: lloramos, escuchamos alguna canción o alguna película conmovedora, etc.

¿Pero qué hacemos cuando sentimos desesperanza?

Cuando se siente desesperanza todo da igual. No hay motivos por los que luchar. Se cree que ya se ha intentado todo y nada ha funcionado. Se piensa “No hay solución”. Pero aún cuando podamos creer que nada puede funcionar o que nada va a mejorar, siempre hay un camino. Un camino que no hemos visto. Estábamos tan enfocados en observar aquellos caminos oscuros y con tormenta, que no nos dimos cuenta de que hay muchos otros caminos llenos de sol y primavera.
Además, la desesperanza puede influir en la depresión y en la tristeza. Incluso, puede ser un factor desencadenante de suicidio. Aprende cómo lograr a prevenir un suicidio.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:
Solo nosotros podemos decidir como queremos vivir nuestra vida. Solo nosotros podemos salvarnos y ayudarnos, nadie puede tomar esa decisión por nosotros. Yo puedo garantizar que siempre hay más opciones y más caminos por donde ir. Nosotros tenemos la libertad de elegir el camino, pero sobre todo, elegir la actitud con la que nos enfrentamos a la vida.

 ¡La manera en como vemos la vida no nos lo puede quitar nadie!

 Así que  es posible encontrar algo por lo que luchar. Algo que nos motive, que nos llene, que nos de alegría. Solo hay que observar mejor, no rendirnos, no dejarnos llevar por la desesperanza. Luchar y conectar con nosotros mismos y con todas las cosas buenas que tenemos.

Deja un comentario