Pautas para el diseño de un programa de prevención

En un artículo anterior hablábamos sobre los programas de prevención. Este artículo pretende ser una continuación en la que, una vez presentada la intervención preventiva, se pasa a explicar de forma resumida cómo elaborar un programa de prevención adecuado.

Planificación

La planificación es un proceso en el que se organiza y ordena toda la intervención desde antes de comenzarla hasta su evaluación final. Es continua, ya que no deja de hacerse en ningún momento, y proactiva, tratando de adelantarse a los acontecimientos.

Durante todo el proceso se tienen que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Analizar el problema y punto de partida, lo que incluye averiguar cuáles son las necesidades reales de la población.
  • Definir la población.
  • Identificar las prioridades en la intervención, ya que en la mayoría de los casos no se pueden intervenir sobre todas a la vez.
  • Tener en cuenta los recursos disponibles.
  • Fijar los objetivos generales y específicos de la intervención.
  • Tener en cuenta el marco teórico bajo el que se desarrollará el programa.
  • Elegir cómo se va a implementar el programa y diseñar las actividades.
  • Definir cómo se va a evaluar.
  • Establecer un cronograma realista y pormenorizado.

A continuación, se expone un esquema general a modo de orientación sobre los apartados que debe incluir el diseño de un programa de prevención (también es válido para los programas de promoción de la salud).

programa de prevención
Esquema orientativo diseño de un programa de prevención. Elaboración propia.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Introducción

Lo primero que tiene que aparecer es el nombre del programa. Después la justificación con todos los datos que se tengan disponibles que apoyen la necesidad de aplicar el programa. La justificación también debe basarse en las características del entorno con el análisis previo que se haya realizado. En este apartado, o bien como apartado independiente, se puede incluir el marco teórico en el que se basa el programa.

Población destinataria

Se incluyen las características generales de la población que será objeto de la intervención preventiva (categoría de edad, nivel socioeconómico…). Es conveniente que aparezcan los números de la población, que se pueden obtener a través del censo, así como una estimación de la población real a la que llegará el programa.

Objetivos

Cuáles son los objetivos de resultados finales e intermedios. Los objetivos finales son aquellos más generales, como puede ser la reducción o eliminación de los factores de riesgo o el incremento de los factores de protección. Los objetivos intermedios son los que median para la consecución de los objetivos finales. Pueden ser la modificación de determinadas actitudes o el incremento de la percepción de riesgo, dependerá del área de intervención.

Además, se puede añadir un tercer nivel de objetivos: los de proceso. Éstos son los objetivos que se refieren a los medios por los que se van a conseguir los demás objetivos.

Actividades

En este apartado se explican las actividades que se van a llevar a cabo, con un calendario de las mismas.

Se puede definir las actividades como las actuaciones en las que se concreta cómo se va a aplicar el programa, y pueden ser de diversos tipos:

  • Sensibilización: charlas, carteles, dinámicas grupales, etc.
  • Implantación: cursos, seminarios, actividades de tiempo libre, dinámicas grupales, etc.
  • Evaluación: cuestionarios, entrevistas, reuniones de análisis, etc.
  • Seguimiento y coordinación: reuniones de coordinación.
  • Difusión del programa: folletos, aparición en los medios, congresos, cursos, etc.

El cronograma de actividades tiene que ser lo más exhaustivo posible y se puede incluir al final de este apartado o como apartado independiente.

Recursos y presupuesto

Éstos pueden ser un único apartado o ser apartados independientes.

Respecto a los recursos, se elabora un listado con todos los recursos de la comunidad que vayan a emplearse en el programa (centros, personas, asociaciones), así como el material que se requiera.

El presupuesto conviene que se sea lo más pormenorizado y transparente posible, incluyendo todos los gastos, especialmente si se aspira a obtener una subvención. Tiene que ser realista y acorde con las actividades y los objetivos del programa.

Evaluación

La evaluación es un aspecto clave en todo programa de prevención (o promoción) si se pretende demostrar que ese programa ha sido eficaz.

La primera evaluación que debe hacerse es la del propio diseño del programa. Parte del análisis causal del programa y se pretende identificar todos los componentes del mismo para asegurar que existe coherencia entre todos ellos.

Además de esta evaluación, existen otros tipos de evaluaciones en las intervenciones preventivas:

  • Cobertura: es la que permite conocer a cuánta población destinataria ha llegado realmente el programa respecto a la población que potencialmente podría, o debería, haber alcanzado.
  • Proceso: es aquella que permite valorar el funcionamiento del programa y que se ha aplicado tal como estaba previsto.
  • Resultados: es el tipo de evaluación que sirve para saber si, una vez que se ha aplicado el programa completo, se han logrado los objetivos previstos.

Fuente: http://www.murciasalud.es/recursos/ficheros/218691-drogas.pdf

Deja un comentario