La risa es una respuesta innata de los seres humanos ante diversas situaciones. Ya sea viendo una comedia, algún gesto en otra persona, una acción nuestra, escuchar un programa de radio, un chiste, o incluso una llamada de aquél amigo del que no sabemos hace mucho tiempo. Además, algunos artículos científicos defienden que la risa es salud.

Pero… ¿Nos reímos todos por igual?

La mayoría de los niños se pasan el día riendo. Es una risa inocente y saludable. Sin preocupaciones, por lo que emiten mayor número de risas que un joven o adulto. La de éstos últimos suele ser, por lo general, una risa más crítica. Sin embargo, la risa en la tercera edad suele ser fruto, en su mayoría, de las experiencias vividas y de las vivencias con los demás. Sin embargo, no suele serlo de sus vivencias actuales.  La mayoría opinala risa es salud que la soledad que sienten se convierte en tristeza. Independientemente de la edad, la risa es salud siempre.

    Algunas investigaciones aseguran que este cambio en la risa de los niños con respecto a la de la edad adulta, se debe a que en las personas de mayor edad se experimentan más problemas en su día a día y esto les provoca mayor número de situaciones desagradables.

    Poco a poco, las personas nos vamos olvidando de la importancia que la risa puede tener en nuestras vidas. Nos acabamos centrando la atención en los “problemas” que la vida nos pone en el camino. Por supuesto, esto es algo que no debemos dejar pasar.  No debemos olvidar que la risa es salud. Para ello, tenemos que acompañarnos buenos momentos, nuestra calidad de vida aumentará.

¿Qué beneficios tiene la risa? ¿Es verdad que la risa es salud?

    Los beneficios de la risa se pueden contemplar a diferentes niveles. Que la risa es salud para la persona se observa tanto a nivel fisiológico como psicológico.

A nivel fisiológico mejoran nuestros pulmones ya que se oxigenan más. Se regulariza el pulso cardíaco, disminuye la presión arterial, relaja los músculos, ayuda a trabajar al aparato digestivo regulándolo, e incluso ayuda a la quema de calorías ya que, cuando nos reímos, movemos 400 músculos a la vez.

A nivel psicológico,  disminuye el estrés y aumenta el estado de ánimo positivamente,. También, se consigue llegar a eliminar pensamientos y emociones negativas. Por último, aumenta la calidad de vida y el autoestima, etc.

    No debemos olvidar, que la risa también interviene en uno de los factores más importantes de nuestras vidas como son las relaciones sociales. La risa es salud social también. Ya que mejora nuestras relaciones sociales, creando nuevos vínculos positivos con otras personas y ayudando a fortalecer los lazos afectivos ya existentes.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

¿Qué debemos hacer si tenemos poca práctica en experimentar la risa?

    Para todas aquellas personas que quieran experimentar estos beneficios más a menudo, existen las terapias de la risa, o también llamadas “risoterapias”.

    La risoterapia es una terapia alternativa que consiste en producir risa mediante el “juego”. Se segregan hormonas que ayudan a generar así una situación agradable para el individuo en sí. También, para el resto de participantes de la terapia, ya que como hablamos anteriormente, la risa también favorece a la socialización de grupo y al contacto humano.la risa es salud

    Estas terapias están aconsejadas para cualquier persona sin importar la edad. Esto se debe a que todas las personas nacemos con la capacidad del humor. Y, aunque no todas las personas lo hayan desarrollado de la misma manera, siempre es bueno aprovecharse de los beneficios que éste tiene.

“Un día sin reir es un día perdido”, Charles Chaplin

 

Deja un comentario