Nuevos avances postulan una nueva línea de intervención para la demencia. Esta nueva herramienta es la musicoterapia para tratar la demencia. La demencia en fase avanzada se caracteriza por; dificultades en la percepción e interpretación de la información del ambiente. Además, las personas que padecen este tipo de trastornos sufren graves dificultades para comunicarse usando el lenguaje verbal. Esto ocasiona problemas cuando buscamos cubrir las necesidades psicosociales de estos pacientes.

¿Se puede utilizar la musicoterapia para tratar la demencia?

Musicoterapia para tratar la demencia - imagen de Música para despertar
Musicoterapia para tratar la demencia – imagen de Música para despertar

La musicoterapeuta danesa Hanne Metter Ridder empezó a investigar hace más de una década cómo influye la música en las demencias. Concluyó que la musicoterapia es una herramienta de gran utilidad para fomentar la conversación y el lenguaje verbal. Por ejemplo, las canciones familiares pueden mejorar la individualidad de la persona.  Esto se debe a que cantar es un ejercicio fácilmente adaptable a las necesidades individuales de cada paciente.

Las posibilidades de la musicoterapia para tratar la demencia no quedan ahí. De manera grupal también se puede trabajar el lenguaje verbal ya que los pacientes pueden no solo cantar sino bailar, escuchar, o incluso tocar algún instrumento. Cuando en pacientes que sufren demencia se empieza a deteriorar el lenguaje verbal, la comunicación se ve gravemente menguada. Pero la prosodia, es decir, el tono de voz, la intensidad, las pausas, o el ritmo también se ve deteriorado, afectando enormemente la capacidad comunicativa.

“Lo importante no es lo que decimos, sino cómo lo decimos” (Aldridge, 2000)

¿Por qué funciona la musicoterapia para tratar la demencia?

La explicación que está bajo la funcionalidad de la musicoterapia es que el lenguaje y sus componentes, es musical. Es decir, las canciones poseen una emocionalidad propia y además un componente verbal que sirve a estos pacientes para comunicarse.

Pero la musicoterapia para tratar la demencia no es solamente eficaz en fases avanzadas de la enfermedad crónica. También en fases tempranas. Los pacientes ya tienen dificultades para orientarse y problemas de memoria en etapas tempranas de la enfermedad. La música puede actuar por lo tanto como señalizadoras del entorno, tanto de aspectos temporales como espaciales. En otras palabras, son señales contextualizadoras que nos permiten recordar fechas o eventos.

«La música no es universal con esta población. Sí, ciertas melodías calmarán y otras estimularán. Pero para realmente alcanzar a una persona con demencia en un nivel personal, sus preferencias musicales se deben tener en cuenta» Concetta Tomaino (2000)

¿Qué se está haciendo en este sector?

Las personas son siempre el foco de todo el trabajo en psicología. Y su historia vital puede esconder pistas desde las cuales nacen vías de comunicación. La musicoterapia para tratar demencias enlaza esas pistas o recuerdos (emocionales y/o sensoriales) con el presente de las personas, parapsoibilitar la comunicación inter e intrapersonal.

En España, hay un proyecto llamado Música para despertar que está utilizando la musicoterapia para tratar demencias. Os dejamos un vídeo.