El presidente de Unicef: “Casi tres de cada diez niños en España son pobres”

Sabiendo el enorme problema social que implica la pobreza infantil cabe preguntarse si de alguna manera esta carencia de recursos afecta a otros aspectos en el desarrollo de los niños y niñas. Pues bien, la pobreza infantil repercute negativamente en el rendimiento escolar. La brecha económica es además una brecha de oportunidades. Consulta los datos de pobreza infantil aquí.

Los problemas de estos niños y niñas que viven en familias que viven bajo el umbral de pobreza infantil no se limitan al ámbito educativo. También se traducen en algo, más grave si cabe, que es un déficit en el neurodesarrollo de los infantes. Así lo ha demostrado un grupo de investigación americano. La repercusión de la pobreza en la estructura cerebral es de gran importancia. En concreto, se observa un peor desarrollo de la materia gris. Existen pruebas que afirman que en estas edades tempranas el desarrollo del cerebro es crítico.

¿Cómo afecta la pobreza infantil al desarrollo?

Por tanto un problema de neurodesarrollo será difícilmente recuperable en la edad adulta. Tal y como afirma Joan Luby de la Universidad de Washington.

Este profesional alerta de “la alta vulnerabilidad y adaptabilidad del cerebro humano en desarrollo”. Los científicos, demostraron que las estructuras cerebrales cuya función principal es el aprendizaje son extremadamente vulnerables. La vulnerabilidad son circunstancias que suelen estar presentes en ambientes de pobreza como son elevados niveles de estrés, estimulación insuficiente y una nutrición inadecuada. Existen pruebas que afirman que en estas edades tempranas el desarrollo del cerebro es crítico. 

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

“El desarrollo de estas regiones del cerebro parece sensible al entorno y la crianza del niño”. Así concluyen los autores del estudio,publicado en JAMA Pedriatics.

Y además….

Sabiendo el enorme problema social que implica la pobreza infantil cabe preguntarse si de alguna manera esta carencia de recursos afecta a otros aspectos en el desarrollo de los niños. Pues bien, la pobreza repercute negativamente en el rendimiento escolar. La brecha económica es además una brecha de oportunidades.
Niños y niñas por debajo del umbral de pobreza en España.

Los investigadores de este estudio afirman que un 20% del rendimiento negativo de estos niños y niñas es debido a problemas de desarrollo cerebral. Los autores hallaron este hecho fue usando la técnica conocida como RM (Resonancia Magnética). Durante una investigación transversal a lo largo de los años de la infancia de 400 niños y niñas americanos/as . Descubrieron así que la materia gris del cerebro de niños y niñas sin recursos estaba sensiblemente menos desarrollada.  Las áreas más afectadas por la pobreza fueron la materia gris del lóbulo frontal, el lóbulo temporal y el hipocampo. Presentaba una disminución de hasta un 10% en niños y niñas pobres frente a otros por encima del umbral de pobreza.

 “Con estos datos, hemos demostrado que los niños de hogares con bajos ingresos muestran un desarrollo estructural atípico en varias áreas críticas del cerebro. Se incluyen el total de la materia gris, el lóbulo frontal, el lóbulo temporal y el hipocampo

En conclusión, y siguiendo las palabras de una experta como Joan Luby.   “Estas evidencias sobre el desarrollo dan un nuevo significado a la importancia de proteger y mejorar el entorno propicio para el desarrollo de los niños pequeños durante esta ventana de oportunidad en los primeros años de vida”. Para erradicar todos los problemas mencionados es de vital importancia hacer lo siguiente. Incrementar el apoyo a los padres y madres durante la infancia de sus niños y niñas. De esta manera se romperá el círculo viciosos de las desigualdades. De esta forma niños que han nacido en pobreza infantil podrán evitar las deficiencias cognitivas y problemas de rendimiento académico.