Proyecto psicosocial

“Los proyectos son instrumentos para ordenar y racionalizar el trabajo. Dando una secuencia lógica a las acciones tendentes a alcanzar los objetivos. También, en base a la utilización adecuada de recursos” (N. Aylwin). El proyecto psicosocial debería contemplar fundamentalmente lo que hace referencia a las necesidades básicas del individuo. Es decir; salud, educación, empleo y vivienda, así como otro tipo de necesidades como son la dignidad, autoestima, aprecio, seguridad, consideración, la capacidad de encontrar sentido a la vida y al mundo que nos rodea, etc. Un proyecto psicosocial se orienta a la resolución de problemas. Y, el fin es intentar satisfacer las necesidades básicas del individuo.

proyecto psicosocial
La experiencia sirve de modelo y enriquecen la aplicación del proyecto psicosocial

Existe una cierta relación entre la fragilidad y la carencia, por un lado, y la responsabilidad por el otro. La responsabilidad se aumenta al mismo tiempo que crece el poder que engendra una fragilidad complementaria. “Es la unidad básica de acción que nos sirve de instrumento para alcanzar unos objetivos, proponiéndonos pasos a seguir y acciones a llevar a cabo” (M.L.Taboada). La elaboración de proyectos implica sistematizar, es decir, construir un sistema para lograr un orden. Implica jerarquizar y articular una serie de hechos, de objetos o de ideas. Estos elementos están aparentemente dispersos y es necesario ordenarlos para poder comprender e interpretarlos mejor.

Estrategias de intervención psicosocial

Las estrategias de prevención y promoción para afrontar todo tipo de problemas psicosociales. Se han diseñado estrategias pertinentes y efectivas en los casos del desempleo, la violencia doméstica, el fracaso académico, el sida, la exclusión social, la enfermedad mental, las drogodependencias y muchas otras necesidades sociales. Concretamente, hay una necesidad de formación en el diagnóstico de problemas psicosociales, el diseño y la implementación de intervenciones y la evaluación de programas. En la primera parte se presentan los conceptos básicos de la acción social y comunitaria.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Esta revisión teórica sirve de base para proponer una guía práctica para el diseño y la evaluación de intervenciones. En la segunda parte se expone una colección de experiencias concretas de intervención sobre diferentes problemas psicosociales. Y, en diferentes contextos de aplicación. La experiencia sirve de modelo y enriquecen la aplicación del proyecto psicosocial Además, facilita las estrategias de intervención psicosocial. Considerando que actualmente la comunidad, es el principio de la acción de la intervención como estrategia del cambio planificado.

Habilidades básicas para la comunicación

proyecto psicosocial
Un proyecto psicosocial se orienta a la resolución de problemas.

Pasos a seguir:

  • Organizar las ideas
  • Manejar al público
  • Disposición psicológica
  • Ser específico
  • Ser breve
  • Cuidar la comunicación no verbal

Dinamización de grupos

La metodología de intervención incluye una serie de actividades que buscaban el logro de un cambio en el sentido de crear y difundir una filosofía de servicio al cliente. Se pretende socializar a través de varias acciones una serie de conceptos básicos. Fundamentales para romper la barrera psicológica que impiden un cambio cultural. Se maneja la metodología de la dinámica de grupos como proceso y estrategia, manteniendo una retroalimentación constante del comportamiento de los participantes, aplicando técnicas como la del espejo en el grupo, retomando el valor terapéutico que tiene la instancia grupal.

Gran parte del cambio a desarrollar en las organizaciones formales, está orientado al comportamiento, básicamente en el renglón de actitudes individuales y de grupo, las metas a alcanzar donde se orientan en ese sentido. Se partió del principio de que todos los participantes se encuentran en sus aptitudes demostradas en un del rol asignado. La estrategia de cambio, es una estrategia concreta de acción orientada hacia una revitalización con enfoque planeado hacia la calidad total de sus procesos. La idea es que cada participante pudiera fortalecer su aprendizaje mediante la consulta de material durante y después del evento, para teorizar la experiencia, inclusive una vez concluida ésta.

La participación en un proyecto psicosocial

Durante el proceso de participación en las distintas experiencias de aprendizaje, se detectan áreas de oportunidad, fuerzas y debilidades de los participantes, y, sobre todo, se desarrollan cambios de actitudes, que permitieron al equipo tener retroalimentación sobre acciones concretas de mejora enfocadas a fortalecer y mejorar el proceso de socialización. Con los grupos seleccionados para tomar los cursos, se desarrolla un programa de actividades contemplado en una guía didáctica, dejando de tarea algunos ejercicios para que los desarrollen en su tiempo libre. Esto ayuda a que se practiquen comportamientos de responsabilidad y autocontrol. Todo ello permite optimizar las habilidades de los participantes y darle seguimiento al programa.