¿Qué es la pseudodemencia depresiva?

El prefijo “pseudo” en griego significa falso, por tanto estaríamos hablando de una falsa demencia. Para hablar de demencia tendríamos que descartar los trastornos psiquiátricos mayores como por ejemplo la depresión. Con frecuencia, la depresión grave va acompañada de un síndrome demencial que se parece en muchos aspectos a la demencia degenerativa, aunque es reversible con un tratamiento eficaz de la depresión. Dicho síndrome, que recibe el nombre de pseudodemencia depresiva y, no debe olvidarse, se debe a la depresión. La pseudodemencia depresiva corresponde al 10% aproximadamente de los casos considerados como “demencias cuestionables”.

De entrada, los buenos clínicos cuando hacen la evaluación del paciente y observan que hay una serie de déficits, en lugar de poner rápidamente el diagnóstico de demencia, como saben que hay cuadros que pueden llevar a la confusión y la cosa no está completamente clara se pone “demencia cuestionable”. Por lo general, cuando un clínico no está seguro, un 10% son pseudodemencias, es decir, que debajo de la “demencia” existe una depresión.

pseudodemencia depresiva
En la pseudodemencia depresiva suele haber pérdida de interés por el trabajo, las aficiones, la familia…

Claves para el diagnóstico de pseudodemencia depresiva

  • Un pasado o historia familiar de trastornos afectivos. Por ejemplo si hay antecedentes de depresión en la familia hay que tenerlo presente.
  • El inicio es agudo o subagudo de alteración cognitiva. Es decir, que el inicio se da de manera muy rápida.
  • Además, el paciente presenta signos biológicos de depresión (anorexia, pérdida de peso, trastornos del sueño, retraso motor, etc.).
  • Pérdida de interés por el trabajo, las aficiones, la familia, etc.
  • Pueden estar ausentes otros rasgos claros de depresión como pesimismo, culpa o rumiaciones negativas.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Evaluación cognitiva de las pseudodemencias depresivas

pseudodemencia depresiva
Al intervenir sobre el aspecto depresivo en el pseudodemencia depresiva desaparecen los síntomas de la demencia
  • El perfil que aparece puede ser virtualmente idéntico al de las demencias orgánicas, concretamente a las de tipo cortical (Massman et al., 1992).
  • En la valoración cognitiva “a pie de cama” los procesos atencionales están alterados.
  • Como es una pseudodemencia depresiva, el rendimiento en los tests de memoria suele ser desigual e inconsistente. Generalmente, presentan una amplitud de dígitos reducida y un rendimiento bajo en tests de memoria operativa.
  • El registro de información simple, como el nombre y la dirección, suele estar mermado, aunque, a diferencia de la EA, mejora con la repetición de los ensayos.
  • Sorprendentemente, estos pacientes suelen tener un buen rendimiento en los test de recuerdo demorado. Se le leen unas cuantas palabras (8 o 10 como mucho) y pedir que las recuerde pero después de tres o cinco minutos. Cuando hay un fallo grande de memoria a los 2 o 3 minutos ya no existe tal recuerdo.
  • Las respuestas en todos los tests cognitivos frecuentemente son “no sé”.
  • La producción del lenguaje puede ser lenta y escasa

Por las razones expuestas, todos los pacientes nuevos con “demencia cuestionable” deben ser evaluados psiquiátricamente. Y, en caso de duda sobre la posible contribución de la enfermedad afectiva (depresión), deben ser sometidos a una prueba terapéutica con medicación antidepresiva. Resulta que estos pacientes al tratarse de una pseudodemencia depresiva cuando vuelven a consulta ya no hay signos de demencia, puesto que cuando se cura la depresión, se curan los síntomas de demencia.