¿Se pueden implantar recuerdos falsos?

Recuerdos falsos hace referencia a la modificación de memorias en el proceso de recuperación. En un post anterior os mostrábamos como era posible que nuestra memoria crease recuerdos falsos. Investigadores demostraron que es más probable que los recuerdos falsos afecten a la memoria original cuando se presentan con el tiempo suficiente para que dicha memoria original pueda desvanecerse.

En esta ocasión comprobaremos que es posible implantar recuerdos falsos.

Implantar recuerdos falsos: Elizabeth Flotus

Durante al menos 30 años se ha estudiado el fenómeno de los recuerdos falsos, desde la susceptibilidad hasta la resistencia a ellos. Elizabeth Flotus y su equipo de investigación de  la Universidad de California han conseguido implantar recuerdos falsos en la mente de personas. Una cosa es hacer creer a un testigo que una víctima fue golpeada en el brazo en vez de en el cuello. Pero otra muy distinta es implantar una memoria completa de un evento que nunca ocurrió.

Experimento: ¿conocí a Bugs Bunny?

En varios esrecuerdos falsostudios los sujetos terminan creyendo que conocieron a Bugs Bunny en un Disneyland después de leer anuncios falsos y de que un científico indujera el recuerdo falso. Más de una tercio de los sujetos de la investigación “recordó” haber conocido a Bugs Bunny en Disney. Y haberse sacado fotos e incluso haberle abrazado. Lo cual es imposible puesto que este personaje no pertenece a Disney sino a Warner Bross.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Experimento rituales satánicos y experiencias sobrenaturales

En los 90 Loftus empezó a investigar una serie de casos que involucraba un problema de memoria extraño. El grupo de personas en cuestión, estaban siendo tratadas por un único problema psicológico (depresión, trastorno alimenticio…). Pero al salir de la terapia mostraban otro tipo de problema psicológico. Recordaban episodios tremendamente duros que algunas veces estaban relacionados con rituales satánicos o fenómenos extraños. Una mujer estaba totalmente segura de que llevaba años siendo obligada a realizar rituales satánicos. Los cuales implicaban que se quedara embarazada para luego arrancar a su bebé de su cuerpo.

recuerdosfalsos
Una mujer aseguraba que durante años fue sometida a rituales satánicos

Loftus se preguntó sobre el origen de estos recuerdos. Encontró que estas personas tenían en común el tipo de terapia que realizaban. La terapia de todas ellas involucraba ejercicios de imaginación, interpretación de los sueños o hipnosis para recuperar recuerdos pasados. Se dedujo que las técnicas utilizadas para que una persona recordase eventos pasados puede facilitar la vulnerabilidad a los recuerdos falsos.

Podemos distorsionar nuestra propia memoria

Según Elizabeth Flotus, la gente puede por sí misma distorsionar su memoria, sin una influencia externa. Nuestra memoria es reconstructiva, pueden cambiarla otros pero también puedes cambiarla tú mismo. A medida que reconstruimos nuestra memoria es más fácil implantar un recuerdo falso en la memoria sin necesidad de una fuente externa.

Algunas personas recuerdan que dieron más limosna de la que dieron o que sacaban mejores notas de las que en realidad sacaban. Suelen ser distorsiones que aumentan nuestra reputación. Según la experta la razón puede residir en hacernos sentir mejor con nosotros mismos.

Recuerdos falsos: precaución

Estos estudios demuestran la facilidad con la que las personas podemos distorsionar nuestros propios recuerdos de manera involuntaria.

Tratándose de pequeños detalles irrelevantes como recordar con total claridad que conociste a Bugs Bunny en Disneyland no parece ser muy grave. El problema surge cuando debes recordar características y detalles relevantes para un caso judicial. Loftus advierte a profesionales de la salud mental de la fragilidad de los recuerdos episódicos y de que se debe tener cuidado cuando la recuperación de recuerdos implica un ejercicio de imaginación.

Si queréis conocer otros estudios de Elizabeth Loftus en el que muestra lo sorprendentemente frágil que puede ser nuestra memoria, aquí tenéis una charla TED

Aquí puedes leer el artículo de Elizabeth Flotus completo en inglés.

 

 

Deja un comentario