Síntomas de la esquizofrenia

Una de las distinciones clásicas en los síntomas de la esquizofrenia ha sido la dicotomía entre la sintomatología positiva y la negativa. A estas últimas, se le ha añadido una tercera dimensión: el factor cognitivo o desorganizado. Los pacientes pueden presentar varios síntomas de estas distintas categorías. Antes leer sobre los síntomas de la esquizofrenia; ¿sabes en qué consiste exactamente? ¿en qué se diferencia de otros trastornos psicóticos? ¿cuál es su origen?

Síntomas positivos de la esquizofrenia

Son síntomas que se encuentran en exceso o que se expresan como una exageración de las funciones normales. Los síntomas positivos resultan más alarmantes, espectaculares y evidentes que los negativos, aunque muestran una mejor respuesta al tratamiento farmacológico y un mejor pronóstico que otros síntomas de la esquizofrenia. Los principales son:

Ideas delirantes o creencias fijas y erróneas

Los pacientes tienen pensamientos o ideas que no pueden entenderse dentro del contexto del grupo cultural o religioso del individuo. Las convicciones son inamovibles ante las pruebas convincentes de su inverosimilitud y la persona está totalmente convencida de su veracidad. Una idea delirante implica un deterioro de la capacidad para hacer inferencias lógicas. Es decir, para llegar a conclusiones a partir de la observación del entorno o de sí misma. Este tipo de creencias puede afectar emocionalmente al paciente y este puede dedicar mucho tiempo a pensar en ellas. Se han establecido siete características para definir el delirio:

  1. El desequilibrio entre la evidencia entre las razones a favor y en contra es tan claro que las demás personas considerarán a esta creencia como absurda.
  2. La creencia no es compartida por los demás.
  3. La creencia es mantenida con convicción.
  4. La persona se preocupa con la creencia o se implica emocionalmente con ella.
  5. La creencia conlleva referencia a la persona
  6. La creencia es fuente de malestar subjetivo o interfiere en el funcionamiento social o laboral de la persona.
  7. La persona no realiza esfuerzos para evitarla o resistirse a ella.
Existen muchos tipos de ideas delirantes dentro de los síntomas de la esquizofrenia. En función de su contenido, las más frecuentes son:
  • Perjuicio: la persona se cree que se conspira para producirle algún tipo de daño.
  • Persecución: el paciente cree estar espiado o seguido.
  • Control: la persona tiene la convicción de que una fuerza externa controla sus pensamientos, sus conductas o sus sentimientos.
  • Referencia: la persona cree que detalles, frases o hechos que acontecen se refieren a ella o tienen un significado especial para ella.
  • Grandiosidad: en las que la persona cree tener poderes especiales o que es un personaje famoso.
  • Místico-religiosas: las creencias se basan en aspectos religiosos.
  • Culpa o pecado: la persona se muestra preocupada por algo que haya hecho.
  • Celos: la preocupación se centra en que la pareja le sea infiel o le haya engañado con otra persona.
  • Somáticas: como creer que se tiene alguna enfermedad o alguna anormalidad en su cuerpo.

    síntomas de la esquizofrenia
    Los síntomas delirantes pueden darse en numerosas maneras.
    Estas ideas delirantes no suceden sólo en la esquizofrenia, sino que se dan en otros trastornos. Existen algunos tipos de ellas que sí ocurren con mayor frecuencia, que son:
  • Extravagantes: pensamiento sonoro o transmisión del pensamiento, es decir, la creencia de que los demás pueden oír los propios pensamientos.
  • Inserción del pensamiento: percibir su propio pensamiento como extraño a sí mismo y considerar que viene enviado desde el exterior.
  • Lectura o irradiación del pensamiento: o la percepción de que su pensamiento puede ser leído o conocido por otras personas.
  • Influencia o control del pensamiento: o la creencia de que sus pensamientos están controlados por una fuerza extraña.
  • Robo del pensamiento: o la creencia de que su pensamiento ha sido robado por otros.
Alucinaciones:

Son un grupo de síntomas de la esquizofrenia bastante común. Se producen en ausencia de cualquier estímulo real externo. Se pueden dar alucinaciones de casi cualquier modalidad sensorial. Las más características son las auditivas, en las que la persona oye voces, ruidos o sonidos, siendo las más comunes las voces que hablan al paciente, que hablan entre sí o le llaman de diversas maneras. El paciente puede oír voces que hacen comentarios sobre su comportamiento, conversan unas con otras o emiten críticas y juicios severos sobre él mismo e, incluso, pueden amenazarle. Las alucinaciones pueden motivar la conducta de la persona que las padece o absorber toda su atención.

En las alucinaciones visuales la persona puede ver formas o colores que no existen realmente, aunque lo más frecuente es que vea figuras complejas, como por ejemplo, personas. Las alucinaciones olfativas o gustativas se caracterizan generalmente por olores o sabores desagradables. Las alucinaciones corporales pueden consistir en cambios tanto de forma como de tamaño, aunque también pueden ser sensaciones de quemadura u hormigueo.

Síntomas negativos de la esquizofrenia

Serían aquellos que reflejan una disminución o pérdida de las funciones normales. Estos síntomas están relacionados con las funciones que se van deteriorando en el paciente y no son específicos de la esquizofrenia. Son los siguientes:

Alogia: consiste en una alteración del pensamiento que se manifestaría es determinados trastornos del lenguaje, como la falta de fluidez o la producción insuficiente del mismo. Con diferentes manifestaciones, tales como la pobreza lingüística en las que el paciente da sólo respuestas únicamente a lo que se pregunta o elabora un discurso pobre y monosilábico sin producción de habla espontánea.

Abulia-apatía: o la falta de comportamientos dirigidos hacia una meta. Consiste en una falta de motivación y energía para iniciar, mantener o terminar una conducta, y se puede manifestar por una inactividad física casi completa. Puede terminar en una falta de continuidad de las tareas cotidianas, así como una dejadez en el aseo o en la higiene.

síntomas de la esquizofrenia
Los síntomas negativos reflejan una disminución o pérdida de las funciones normales.

Anhedonia: se caracteriza por una disminución de la capacidad para experimentar placer por medio de las actividades que se realizan y una pérdida de interés por cosas que antes sí lo tenían. Se manifestaría por una ausencia de aficiones, reducción en el nivel de actividad y una disminución de las interacciones sociales.

Aplanamiento o embotamiento afectivo: se caracteriza por una ausencia o disminución de la reacción emocional a los estímulos. El paciente presentaría un déficit en la capacidad para expresar emociones. Se observaría en la inmovilidad y la falta de respuesta en la expresión facial del individuo, el contacto visual pobre y la reducción del lenguaje corporal.

Atención deficitaria: Procesamiento de la información deficitario

Aislamiento social.

Síntomas de desorganización de la esquizofrenia

Los diferentes síntomas de la esquizofrenia definidos como de desorganización son los siguientes:

Síntomas motores o comportamiento catatónico:

Los síntomas motores están frecuentemente relacionados con la esquizofrenia. Sin embargo, es necesario señalar que pueden ser un producto directo de la enfermedad. Las alteraciones motoras son los síntomas que caracterizan al subtipo catatónico. Pero, estas alteraciones pueden afectar a todos los subtipos.

síntomas de la esquizofrenia
Los síntomas motores también se encuentran en la esquizofrenia de varias formas

Existen muchos tipos de síntomas motores, entre los que destacan:

  • Estados estuporosos: el paciente permanece paralizado, sin hablar y aislado del mundo externo.
  • Inhibición o agitación psicomotriz
  • Catalepsia o inmovilidad: en la que el paciente puede permanecer en posturas inverosímiles que suelen ir acompañadas de flexibilidad cérea.
  • Estereotipos motores o manierismos: exageración de los movimientos intencionales.
  • Ecopraxia: el paciente repite movimientos que acaba de realizar otra persona.
  • Negativismo: actitud de oposición ante cualquier movimiento que se le ordena.
Lenguaje desorganizado o trastornos del pensamiento: pueden incluir:
  • Descarrilamiento: o fuga de ideas. El paciente va pasando de una frase a otra o de un tema a otro sin enlazar los contenidos.
  • Tangencialidad: el paciente contesta a las preguntas de manera indirecta y el significado es irrelevante o próximo.
  • Circunstancialidad: el paciente ofrece una respuesta indirecta y le cuesta alcanzar la idea final.
  • Esquizoafasia o incoherencia: consiste en una alteración en la construcción de las frases sin ningún lazo de unión y cuya dificultad hace el lenguaje incomprensible.
  • Ilogicidad: en la que las conclusiones elaboradas son ilógicas.
  • Taquilalia o presión del habla: el paciente habla con demasiadas palabras y muy deprisa.
  • Asíndesis o habla distraída: el paciente deja de hablar en medio de su discurso y cambia de tema en función de algún estímulo externo.
Comportamiento desorganizado

La conducta de las personas con esquizofrenia varía de forma muy amplia, al igual que los síntomas de la esquizofrenia. A veces puede resultar impredecible y puede estar poco relacionada con su medio. El comportamiento extraño suele ser habitual en pacientes con esquizofrenia de tipo desorganizada o catatónica, pudiendo ser las alucinaciones la causa de esta conducta.

  • Vestido y apariencia
  • Comportamiento social y sexual inapropiado
  • Comportamiento agresivo y agitado
  • Catatonia:
    • Exceso de movilidad: balanceo o conductas repetitivas y manierismos
    • Defecto de movilidad: inmovilidad o flexibilidad cérea
Afecto inapropiado

Los pacientes que presentan este síntoma pueden tener manifestaciones afectivas incongruentes en las que la emoción que se expresa no está relacionada con la situación en la que se encuentran.

Otros síntomas de la esquizofrenia

  • Problemas de concentración
  • Confusión, desorientación: confusión derecha-izquierda o coordinación pobre.
  • Dificultad para reconocer objetos por el tacto, o identificar una letra o número que se dibuja en la mano o en la espalda con el dedo.
  • Alteraciones de la memoria.
  • Enlentecimiento de la velocidad de procesamiento.
  • Otros: alteraciones en grafestesia y/o asterognosia.