La comunicación para mi es algo fundamental en la vida. Es increíble todas las discusiones, malentendidos y reacciones que podríamos evitar solo por el hecho de comunicarnos bien. El tema de la comunicación no es un tema nuevo. En todos los talleres y formaciones lo primero que te explican es la importancia de una buena comunicación. ¿Pero realmente lo practicamos en el día a día?, ¿somos unos buenos comunicadores?

Os pondré un ejemplo sobre qué ocasionan los errores de comunicación:
El otro día una compañera de trabajo me comento que estaba enfadada con su novio. Él había hecho algo que a ella le molesto mucho, en ese momento no se hablaban, yo le pregunté si había hablado con su novio al respecto. Ella me contestó que no era necesario ya que su novio sabia perfectamente porque estaba enfadada. ¡para ella estaba clarísimo!
Luego tuve la oportunidad de hablar con su novio y le pregunte que era lo que pasaba entre ambos y si habían solucionado el problema. Para mi sorpresa su respuesta fue que realmente no había pasado nada. Simplemente afirmó que su novia tenía algunos días que estaba de mal humor y él prefería no hablarle para dejarle su espacio. Que era normal en ella, y que en unos días se le pasaría. Mientras mi compañera tenía una causa clara de su enfado con él, y estaba esperando que él le pidiera disculpas. Él por su parte ni siquiera sabía lo que supuestamente había hecho. Al contrario, pensaba que el enfado era simplemente »parte de la personalidad de su novia». Quizás necesite aprender sobre comunicación asertiva.
Como este ejemplo hay muchos en nuestra vida cotidiana. Damos por hecho que las personas a nuestro alrededor saben exactamente lo que pensamos y necesitamos en cada momento.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Conclusión sobre por qué es importante la buena comunicación:

Hemos oído hablar de la buena comunicación muchas veces, pero ponerla en práctica es otra cosa. Una relación, ya sea laboral, familiar, de amor o amistad se vera afectada de muchas maneras si no hay una buena comunicación. La mala comunicación o la falta de comunicación tiene como consecuencia que las personas a nuestro alrededor mal interpreten nuestras intenciones y conductas, y que saquen sus propias conclusiones basadas en su propia experiencia y por tanto tengan un concepto erróneo de nosotros.
Por tanto, debemos ser lo suficientemente claros y asertivos. De esta manera no habrá duda alguna sobre lo que decimos y sentimos. Tampoco,  para una interpretación equivocada de nuestros comportamientos.