La teoría de las inteligencias múltiples

Inteligencias múltiples de Howard Garner
Inteligencias múltiples de Howard Garner

 La teoría de las Inteligencias Múltiples

El concepto de inteligencia es uno de los más conocidos del ámbito de la psicología. La palabra “inteligencia” viene del latín intellegere, término compuesto por inter (entre) y legere (leer, escoger), por lo que, etimológicamente, inteligencia es saber escoger. Es decir, se entiende inteligencia como la eficiencia en elegir la mejor opción para resolver un problema. Pero, ¿existe una única inteligencia o podemos hablar de inteligencias múltiples?

A pesar de su etimología, no hay consenso sobre lo que es y se han dado definiciones de la inteligencia muy dispares que ponen de relieve la relatividad del concepto.

No obstante, las distintas teorías de la inteligencia se pueden dividir, a grandes rasgos, en dos categorías; una que entiende la inteligencia como una habilidad general; y otra que la concibe como un conjunto de aptitudes al menos parcialmente independientes.

La teoría de Gardner de las Inteligencias múltiples

En este contexto, Howard Gardner propone la teoría de las Inteligencias Múltiples en su libro de 1983 “Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences”. En él, critica la visión unidimensional de la mente humana que predominaba por aquel entonces. En contraposición ellas, para construir su teoría tomó aportes de otras disciplinas como la neurobiología, la antropología, la psicología y la historia de la cultura.

Por otra parte, Gardner define la inteligencia como un potencial biopsicológico para procesar información que se puede activar en un marco cultural para resolver problemas o crear productos que tienen valor para una cultura” (Gardner, 2000).

La idea fundamental es que la inteligencia es la capacidad de ordenar los pensamientos y coordinarlos con las acciones. Se nace con potencialidades genéticas que se van a desarrollar dependiendo del entorno. Por lo tanto, se debe entender como dinámica, no como algo inmutable.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Gardner propone que cada persona posee ocho tipos de inteligencia (de ahí que existan inteligencias múltiples). Cada inteligencia es neurológicamente autónoma y relativamente dependiente de otras en cuanto al funcionamiento.

Cada persona desarrolla unas más que otras, viéndose influenciado dicho desarrollo por la historia vital, la cultura, la sociedad, educación, etc.

Para ello identificar los diferentes tipos de inteligencias múltiples. Se valió de una serie de criterios:
  • Aislamiento potencial por daño cerebral.
  • La existencia de “idiotas sabios” (idiots savants), prodigios y otros individuos excepcionales.
  • Un centro o un conjunto identificable de operaciones.
  • Una historia evolutiva diferente (ontogenia).
  • Una historia evolutiva (especie) y una verosimilitud evolutiva.
  • Evidencias de tareas psicológicas experimentales.
  • Evidencias en los resultados psicométricos.
  • Susceptibilidad de ser codificada mediante un sistema de símbolos.

 

Los tipos de inteligencias múltiples

Inteligencias múltiples de Howard Garner
Inteligencias múltiples de Howard Garner

Los 8 tipos de inteligencia que Gardner propone en su teoría de las inteligencias múltiples son los siguientes:

  1. Inteligencia lingüística. Consiste en la capacidad de procesar palabras, de utilizar el lenguaje (oral y escrito). Ya sea para denominar o referir, para expresar o construir estructuras de naturaleza simple o compleja. Las personas que tengan muy desarrollada esta inteligencia se aprecia por su facilidad para; escribir, leer, contar cuentos o hacer crucigramas.
  2. Inteligencia Lógica-matemática. Es la herramienta que se utiliza para el cálculo, la medición, para efectuar operaciones aritméticas o algebraicas y representar abstracciones y realidades mediante conceptos numéricos. Se aprecia a las personas que han desarrollado mucho esta habilidad por su interés en patrones de medida, categorías y relaciones, facilidad para la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos.
  3. Inteligencia Corporal y Cinética. Sirve para manipular objetos, diseñar una estructura e interactuar de forma armónica con el propio medio utilizando el cuerpo tanto a nivel global como segmentario. Esta inteligencia incluye habilidades físicas específicas como la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad, así como capacidad autoperceptivas, las táctiles y la percepción de medidas y volúmenes. Facilidad para procesar el conocimiento a través de las sensaciones corporales.
  4. Inteligencia Visoespacial. Proporciona la capacidad para asumir las distintas dimensiones de los objetos, trabajar con su ubicación visoespacial, las distancias y los volúmenes. Permite a la persona percibir imágenes externas y reproducirlas mediante nuevos parámetros, representar gráficamente una idea o concepto y establecer nexos temporales y espaciales entre secuencias y nociones. Las personas que tienen muy desarrollada esta capacidad piensan en imágenes y dibujos. Tienen facilidad para resolver rompecabezas, dedican el tiempo libre a dibujar, prefieren juegos constructivos, etc.
Los cuatro últimos tipos de inteligencias múltiples
  1. Inteligencia Musical. Es la habilidad mediante la cual las personas expresan equilibrio y belleza creando armonías, sintonías, melodías y ritmos. Supone la capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales. Aquellos que tienen muy desarrollada esta capacidad se expresan frecuentemente con canciones y sonidos. Y, además pueden identifican con facilidad los sonidos.
  2. Inteligencia Interpersonal (o inteligencia social). Es la capacidad de comprender a los demás. De entender las motivaciones internas y profundas que rigen sus actuaciones. También de gestionar sentimientos, impresiones y sensaciones a la vez que informaciones dentro del ámbito de las relaciones humanas. Sería una como proyección intelectual de una capacidad en el ámbito de las relaciones sociales.
  3. Inteligencia Intrapersonal. Se refiere a la habilidad de una persona para tener una idea propia y precisa de quién es y qué lugar ocupa en el mundo, de los valores que componen su identidad y de los ideales que construyen su identidad propia. Esta inteligencia supone, por tanto, conocer los aspectos internos del yo, los sentimientos y el amplio rango de emociones, la intuición y la autorreflexión. Está relacionada con la capacidad de un sujeto de conocerse a sí mismo: sus reacciones, emociones y vida interior. Más sobre inteligencia emocional aquí.
  4. Inteligencia Naturalista. Originalmente esta inteligencia no estaba contemplada, sino que se incluyó después. Consiste en observar los modelos de la naturaleza. En identificar y clasificar objetos en géneros y especies, y en comprender y compendiar los sistemas naturales y aquellos creados por el hombre. Incluye asimismo el entendimiento del entorno natural. También, la observación científica de la naturaleza como la biología, geología o astronomía.

Deja un comentario