La terapia de pareja es una forma de intervenir sobre un problema de pareja tratando de reducir al mínimo los factores de riesgo.  En la mayoría de los tipos de terapia de pareja se busca identificar las variables que confluyen en el conflicto y su modificación. También, es importante comprender las áreas problemáticas en el matrimonio. Así, con la terapia de pareja se puede enfocar los esfuerzos de la intervención de una manera más eficaz. En primer lugar, se evalúan los aspectos problemáticos mediante entrevista, observación o la aplicación de instrumentos.

tipos de terapia de pareja
Los problemas de pareja pueden ocasionar disfunciones sexuales, problemas familiares y psicológicos

Los problemas de pareja pueden ocasionar problemas sexuales y a nivel familiar. Por eso os dejamos diferentes tipos de terapia de pareja para que conozcas el que se ajusta a ti.

Los diferentes tipos de terapia de pareja se basan en distintas orientaciones psicológicas

Es importante explicar antes que también hay que considerar variables individuales como causantes del problema. Por eso, aunque exista un problema de pareja, puede explicarse por factores personales. Se puede plantear también una terapia individualizada para cada miembro de la pareja. Entre los diferentes tipos de terapia de pareja, se encuentra: la orientación psicoanalítica, la orientación conductual, sistémica, cognitivo-conductual, humanista y Terapia Conductual Integral Conductual de pareja.

Tipos de terapia de pareja: psicoanálisis y sistémica

El enfoque de terapia de pareja psicoanalista hace énfasis en centrarse en la relación “terapeuta–paciente”. Pero también, en la relevancia de la experiencia interna vs. la experiencia externa. Por tanto, un terapeuta de pareja psicoanalista, identificará la calidad de la alianza terapéutica. Ya que será esencial para crear un contexto de cambio en la relación de pareja. También, interpretarán los sueños como fuente de información.

Otro enfoque de terapia de pareja es la de las teorías psicosociales. Estas teorías de terapia de pareja integran explicaciones de factores sociales a los comportamientos individuales. Por ejemplo, dentro de este grupo de enfoques de terapia de pareja encontramos la perspectiva sistémica.  Este tipo de terapia de pareja se basa en la teoría general de sistemas. Es decir, es un abordaje psicoterapéutico y una de sus características es la de terapia familiar. Como orientación sistémica se centra en la familia y la pareja como sistemas abiertos.  Según estos tipos de terapia de pareja se ve la violencia como disfunciones de las relaciones e imposibilidad de comunicar.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:
Tipos de terapia de pareja: cognitivo-sistémica

También, podemos encontrar otros tipos de terapia de pareja. Por ejemplo, el modelo cognitivo-sistémico. Este enfoque psicológico de terapia de pareja defiende que los seres humanos compartimos un mundo real simbólico producto de acuerdos. Por tanto, en la psicología de la construcción de la relación de pareja se tiene en cuenta que uno y otro provienen de diferentes historias concomitantes a formas de percibir diferentes. Cada uno ha tenido diferentes historias de aprendizaje y por tanto tienen estilos de pensamiento singulares.  Esto provoca diferentes maneras de comunicarse y expectativas también diferentes. Estos modelos personales que puestos en común configuran un contrato matrimonial. La problemática aparece porque este contrato matrimonial ha sido negociado implícitamente durante el ciclo vital de la pareja. Y, por tanto, no se han explicitado las necesidades o motivaciones de cada individuo.

Tipos de terapia de pareja basadas la conducta

Uno de los tipos de terapia de pareja es la terapia conductual de pareja. Este enfoque se originó dirigida al cambio en los procesos adaptativos de la pareja. Según la perspectiva conductual, una relación es definida como el intercambio conductual entre la pareja. Los miembros de la pareja analizan los comportamientos de su compañero. A partir de esta evaluación-interacción, se forman contratos contingentes para reducir el disgusto y aumentar las conductas placenteras dentro de la relación.

tipos de terapia de pareja
Los problemas de pareja pueden ocasionar disfunciones sexuales, problemas familiares y psicológicos

También, encontramos la terapia de pareja cognitivo-conductual dentro de los diferentes tipos de terapia de pareja. A partir de evaluaciones de las cogniciones en parejas en conflicto desarrollaron su teoría. Por ejemplo, encontraron que el estrés en la pareja era debido más a creencias destructivas o a negativismo que a la satisfacción marital. De manera más específica, hay tres grandes variables asociadas con los problemas de las relaciones: el proceso adaptativo dentro del sistema de pareja, la resistencia del individuo a las vulnerabilidades de la pareja, y los eventos estresantes que chocan con el sistema de la pareja. Todo ello según el modelo de Según el modelo de Bradbury (1995).

Por tanto, el tipo de terapia de pareja conductual de pareja se modificó añadiendo el componente cognoscitivo. Estos tipos de terapia de pareja se centran en las cogniciones alteradas de cada uno de los miembros. Se utiliza procedimientos de la terapia psicológica cognitiva para los problemas de pareja. Por ejemplo, estrategias de autoinstrucción, usadas para modificar atribuciones negativas.

Tipos de terapia de pareja: nuevos enfoques

La terapia conductual tradicional de pareja plantea que para solucionar los problemas los miembros de esta tenían que cambiar. Sin embargo, diversos trabajos han ido revelando que el énfasis en el cambio no siempre es lo más adecuado para algunas parejas y ante ciertos problemas. Por ello, la Terapia Integral Conductual de Pareja plantea que no son las incompatibilidades el problema. Lo que provoca las situaciones negativas en un contexto de pareja es la manera de manejarlas. Si te interesa la Terapia Integral Conductual de Pareja puedes aprender con este curso.

 

Deja un comentario