Seguramente conozcas el modelo clásico de evaluación psicológica fundamentalmente basado en un diagnóstico clínico. Este modelo clásico se basa en etiquetas diagnósticas incluidas en un manual como el DSM o el CIE. En este caso, os hablaremos de un nuevo modelo: el transdiagnóstico.

¿Qué es el modelo transdiagnóstico?

Este nuevo enfoque que vaya más allá de las etiquetas clásica. Es, por tanto, una nueva forma de entender los trastornos psicológicos.

Lo que caracteriza la perspectiva transdiagnóstica es fundamentalmente que formaliza una nueva manera de entender los trastornos psicológicos (Mansell et al., 2009)

Características del modelo transdiagnóstico:

  • Centrarse en lo común y no en lo que los diferencia.
  • Realizar intervenciones comunes en grupo. Trabajar con poblaciones de distinta causística.
  • Se basa en un modelos de redes. Es decir,  hacen un diagnóstico global atendiendo a toda la persona, no sólo a síntomas específicos.
  • También tiene una ventaja: que se puede usar en prevención puesto que puedes acceder a mayores poblaciones al fijarte en cosas comunes.
Dimensiones propuestas para el transdiagnóstico
Dimensiones propuestas para el transdiagnóstico
¿El modelo transdiagnóstico implica tratar todos los casos iguales y caer en el reduccionismo?

NO. Significa que es posible trabajar núcleos comunes a todos. El análisis funcional te dice que cada persona es un caso único y hay que trabajar de manera específica, pero a pesar de ello tiene un enfoque transdiagnóstico porque busca cosas comunes. Por tanto, la psicoterapia sigue siendo individual.

Ejemplos enfoque transdiagnóstico

Hay muchos enfoques que ya tienen un enfoque transdiagnóstico, como en la Terapia cognitivo-conductual.

Pero también:

  • La terapia psicofarmacológica es transdiagnóstica en el sentido de que no hay ningún fármaco específico para cada etiqueta diagnóstica.
  • Técnicas de relajación: se usan para cualquier trastorno.
  • Ejercicio físico (psicológico y médico): que tanto médicos como psicólogos lo recomiendan para varios trastornos por ser beneficiosos.

Necesariamente estas formas de intervención deben actuar sobre procesos o mecanismos comunes a diversos tipos de trastornos.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Aplicaciones transdiagnóstico en terapias cognitivo conductuales

  • Trastornos emocionales
  • Trastornos alimenticios
  • Belloch (2012) agrupa en tres tipos de estudios empíricos:
    • Evidencias de dimensiones básicas comunes a los trastornos emocionales (siguiendo el camino iniciado por Clark y Watson 1991, con su modelo tripartito del afecto positivo y negativo)
    • Una dimensión específica diferente (ira, perfeccionismo)
    • Procesos cognitivos básicos (atención selectiva, sesgos de memoria, etc) o en estrategias de afrontamiento del malestar psicológico (evitación, búsqueda de reaseguración, supresión de pensamientos, etc)

Aplicaciones transdiagnóstico terapias de terapia generación

  • Lo más visible en las terapias de 3G, es la evitación experiencial, porque aparece común la evitación de eventos internos y externos aversivos.
  • No se hace una clasificación de síntomas sino una clasificación funcional: porque se tienen en cuenta comportamientos y eventos internos.