¿Qué es el Trastorno Afectivo Estacional o TAE?

Según las siglas especificados en todos los manuales de psicología (tanto el CIE como el DSM) el Trastorno Afectivo Estacional se caracteriza por que el sujeto presente síntomas depresivos recurrentes en los cambios de estación. Generalmente se produce en mayor medida en las épocas de invierno. Esto se supone es por la falta de luz y la reducción del ritmo de vida y las salidas al exterior.

Por lo tanto es fundamental discriminar en el trastorno afectivo estacional si es debido a un cambio en el clima. O, si se debe a una depresión mayor cuyos síntomas duran más de dos semanas. También habría síntomas como ideación suicida, insomnio, mareos y disminución drástica del ritmo y las relaciones sociales.

Aunque las teorías apunten a una causa biológica como causante del Trastorno afectivo estacional siempre hay que analizar desencadenantes vitales y conductuales

Es imprescindible realizar algún tipo de deporte para aumentar nuestros neurotransmisores y que el cuerpo recupere el ritmo hormonal habitual. Las personas muy sensibles tienen más tendencia a que esto ocurra y hay que ser previsores. Aunque se hable de neurotransmisores no debemos caer en el cerebrocentrismo para explicar el trastorno afectivo estacional.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Síntomas del trastorno afectivo estacional

  • Desesperanza.
  • Aumento del apetito con aumento de peso (la pérdida de peso es más común con otras formas de depresión).
  • Aumento del sueño (el poco sueño es más común con otras formas de depresión).
  • Menos energía y capacidad para concentrarse.
  • Pérdida de interés en el trabajo y otras actividades.
  • Movimientos lentos.
  • Aislamiento social.
  • Tristeza e irritabilidad.

¿Qué causa el trastorno afectivo estacional?

Cabe destacar que la psicología ambiental se ha hecho eco de todo este tema para ofrecernos de primera mano información sobre este trastorno y asimismo darle cabida en un manual diagnóstico.

Fue Norman E. Rosenthal, jefe de la división Psiquiatría Ambiental de la unidad de Salud Mentalde EE.UU, quien propuso bautizar este trastorno. Normalmente como se explica en el vídeo anterior no ha tenido hasta los años ochenta un reconocimiento plausible.

Para ilustrar un poco mejor el trastorno podemos explicar un ejemplo práctico de cómo se comporta nuestro cerebro ante un cambio estacional:

-Un español emigra al Reino Unido en busca de trabajo. Evidentemente al haber menos días de sol y más lluvias disminuye la actividad cotidiana. Además su niveles de serotonina y melatonina bajan y se desequilibran los ritmos circadianos (hablamos de personas propensas y muy sensibles a desarrollar este trastorno) . Además se empieza a encontrar cansado y como casi no toma el sol tiene déficit de Vitamina D, lo que le ocasiona que la absorción del calcio (vital para un buen funcionamiento nervioso) no se de en la medida que necesita.

Trastorno afectivo estacional
El tratamiento psicofarmacológico debe ser siempre la última opción para el Trastorno afectivo estacional

Por todos estos factores se siente irritable, tiene insomnio, el apetito se desequilibra y en definitiva su hipotálamo está desgobernado. Sus neurotransmisores no funcionan a pleno rendimiento y por lo tanto debe empezar a tratar su trastorno afectivo estacional.

 

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno afectivo estacional?

El tratamiento consiste en la fototerapia. Para que el cuerpo reciba el balance de luz normal que necesita y por tanto todas las vitaminas se vuelvan a desarrollar en el organismo. Por otra parte los síntomas psíquicos también deben ser tratados para no derivar en una depresión severa que impida el funcionamiento cotidiano de la persona. Si los síntomas persisten el psicoterapeuta debería derivar al paciente a una unidad psiquiátrica para iniciar un tratamiento farmacológico.

A continuación podemos seguir con el siguiente vídeo que os podrá ampliar información sobre el trastorno afectivo estacional