Trastorno de conducta alimentaria
Tanto la anorexia como la bulimia se consideran como un Trastorno de conducta alimentaria.

En nuestra sociedad, de ámbito sociocultural determinado, se da un trastorno conocido por todos aunque con escaso conocimiento real del mismo, como es el Trastorno de conducta alimentaria. Trataremos los más comunes como es el caso de anorexia y bulimia nerviosa. En los que se han detectado según últimos datos recogidos de 28.000 jóvenes afectados.
Aunque se pueda tener la concepción de estar hablando de lo mismo, tienes unas ligeras diferencias.

Antecedentes del Trastorno de conducta alimentaria

Richard Morton fue el primero que la describió como tal en 1.689 a partir de un caso clínico. En este caso, en primera instancia lo denominó “consumición nerviosa” aunque su delimitación clínica como tal fue a partir de Charles Lasègue en 1.873

¿Qué es el Trastorno de conducta alimentaria o TCA?

Son una serie de entidades clínicas con alteración de hábitos alimentarios. Con múltiples implicaciones físicas, psíquicas y socioculturales, por lo que exigen un abordaje multidisciplinar.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Anorexia (anorexia nerviosa)

Trastorno de alimentación teniendo como enfoque u objetivo principal el físico. Conllevando con ello la disminución de peso corporal hasta el supuesto ideal llegando a límites insalubres.

Trastorno de conducta alimentaria
La anorexia es un Trastorno de conducta alimentaria que se define por la restricción excesiva de la ingesta.

Es frecuente entre adolescentes desde los 12 años hasta los 17-18. Dándose así por lo general en la pubertad. Más común en mujeres estando entre el 90% y 95% de los afectados que en hombres. Aunque éstos últimos tengan un bajo porcentaje de casos. El motivo puede ser la mayor presión social y el patriarcado.

Podemos encontrar 2 tipos de Anorexia

Restrictiva: Se caracteriza por mantener dietas muy estrictas y limitadas (sin valoración previa de expertos nutricionales) y ejercicio intensivo.

Purgativa: Continuando en la línea anterior, tiene como añadido la purga, como es el acto de vomitar (inducido) así como la toma de laxantes o diuréticos.

Según el DSM-V la anorexia se define como:

“La gravedad mínima se basa, en los adultos, en el índice de masa corporal (IMC) o, en niños y adolescentes, en el percentil del IMC. Los límites siguientes derivan de las categorías de la Organización Mundial de la Salud para la delgadez en adultos; para niños y adolescentes, se utilizarán los percentiles de IMC correspondientes. La gravedad puede aumentar para reflejar los síntomas clínicos, el grado de discapacidad funcional y la necesidad de supervisión.

Leve: IMC ≥ 17 kg/m2.

Moderado: IMC 16–16,99 kg/m2.

Grave: IMC 15–15,99 kg/m2.

Extremo: IMC < 15 kg/m2.

Bulimia

Esta clase de Trastorno de conducta alimentaria se caracteriza por los atracones excesivos sin control en periodo de dos horas y la purga posterior para de algún modo compensar ese sentimiento de malestar y culpa por tal ingesta no permitida, haciéndose en secreto dificultando así su detección. El hecho de una continua purga le causará lesiones en garganta como en el esófago y problemas gastrointestinales.

Trastorno de conducta alimentaria
A diferencia de la anorexia, la bulimia es un Trastorno de conducta alimentaria que se caracteriza por las conductas purgativas

Al contrario que en la anorexia, se da a una edad mayor desde la pubertad hasta entrada la edad adulta. Aproximadamente, de los 18 en adelante. Este patrón conlleva mayor presión social llevada por los estereotipos de éxito. Los cuales los mantiene como referencias y de algún modo y paradójicamente son percibidos de manera exagerada captándolos de forma distorsionada no ajustados a una realidad objetivamente sana y adaptativa. Como ejemplo, actrices, bailarinas, modelos… Destaca la evitación del consumo de carbohidratos en el consumo de alimentos.

“La gravedad mínima se basa en la frecuencia de los episodios de atracones. La gravedad puede aumentar para reflejar otros síntomas y el grado de discapacidad funcional.

Leve: 1–3 atracones a la semana.

Moderado: 4–7 atracones a la semana.

Grave: 8–13 atracones a la semana.

Extremo: 14 o más atracones a la semana.    (DSM-V)”

¿Cuáles son sus síntomas de la bulimia?

Pasamos a detallar una serie de síntomas y signos generales tanto físicos y fisiológicos como psicológicos y conductuales que pueden presentar las personas diagnosticas con Trastorno de conducta alimentaria.

  • Físicos y fisiológicos:

    – Perdidas sucesivas o ausencia de menstruación (amenorrea).
    – Bajada de peso en poco tiempo.
    – Desarrollo corporal a nivel genital interrumpido.
    – Palidez.
    – Pérdida del volumen muscular y óseo (pudiendo llegar a osteoporosis).
    – Sequedad de piel.
    – Extremidades frías.
    – Caída del cabello.
    – Alteración en los niveles de serotonina, dopamina y noradrenalina.
    – Desequilibro de electrolitos causado por los vómitos constantes.
    – Mareos.

  • Psicológicos y conductuales:

    – Como previos: baja autoestima, excesivo control y perfeccionismo inculcado.
    Cambios de humor sin causa aparente.
    – Mantenerse en un estado de alerta y defensivo.
    – Percepción delirante y distorsionada del propio cuerpo.
    – Ansiedad con riesgo de depresión.
    Tristeza.
    – Rigidez.
    – Evitar comer en compañía y de hacerlo, esconder la comida después de masticada.
    – Apatía.
    – Irritabilidad.
    – Excesivo consumo de agua para buscar la sensación de saciedad y así disminuir la necesidad de comer.
    – Introversión y retraimiento al hablar de sí mismas.
    – Incapacidad de reconocerlo.
    – Inventan excusas por no comer.

¿Cuáles son las causas del trastorno de conducta alimentaria?

Por lo general ambos tipos tienen causas similares Aunque no teniendo un motivo único para ello se clasifican como enfermedades multicausales, ya que como fondo predominan patrones psicológicos deficientes en cuanto a la percepción que tienen de sí mismas suponiéndoles un gran sufrimiento, así como de situaciones externas que les predisponen a ello, como pueden ser bullying, divorcio de padres, excesiva sobreprotección, fracaso escolar, escasas habilidades sociales…

El excesivo control que señalábamos como patrón previo, puede ir asociado en ocasiones a un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) o a desórdenes afectivos primarios, lo que aumenta de algún modo esa ansiada percepción de sí misma llevándole a una espiral de control y aislamiento, evitando así todo juicio y reproche, sintiéndose como efecto, rechazada, frustrada por la incomprensión recibida y aislada de su propio mundo respecto al de los demás aumentado así la incidencia en tal conducta destructiva. Esto provocará el buscar nuevos grupos con la misma tendencia tanto para buscar apoyo como para reafirmarse.
Como dato, el perfil típico del usuario en Twitter en España es una mujer de entre 18 y 34 años.

“2 características básicas en su análisis:
Los rasgos clínicos del síndrome son fácilmente reconocibles, de tal forma que el diagnóstico resulta fiable con un alto grado de concordancia entre clínicos.

Los estudios de seguimiento han demostrado que, de entre los enfermos que no se recuperan, una proporción considerable continúa mostrando de manera crónica las características principales de la anorexia nerviosa.   (CIE-10)”

Recuperación de Trastorno de conducta alimentaria:

En este tipo de trastornos si no son detectados a tiempo, afectará al tiempo en decidir el comienzo de rehabilitación y recuperación. Por lo general supone una media de cuatro o cinco años recibir el alta. Por lo que es importante estar alerta a estos síntomas para poder actuar lo antes posible y darle una asistencia adecuada, tanto a nivel psicológico con terapias individuales y de grupo (actualmente el tratamiento más eficaz es la terapia cognitivo-conductual) y apoyo familiar como en el aspecto nutricional que le permita tener conciencia de los alimentos y de sus propiedades y ajustarse así a una alimentación sana y equilibrada que le permita volver a un estado óptimo de salud.

Centros de ayuda para el Trastorno de conducta alimentaria:

  • Centro Adalmed (Madrid).
  • Hospital Infantil Universitario Niño Jesús (Madrid).
  • Adaner (Murcia).
  • Asociación contra la anorexia y la bulimia (Barcelona).

“Es un camino largo, de fondo, un iceberg que superar, que supondrá un aprendizaje y crecimiento que les marcará de por vida para ser lo que siempre anhelaron, pero desde una perspectiva sana, equilibrada, con autoestima y sobre todo en paz conociendo su esencia. Porque la prevención empieza desde el principio y desde el amor.”

Bibliografía:
DSM-V
CIE-10
FEACAB: “Federación Española de Asociaciones de ayuda y lucha contra la anorexia y la bulimia”
Tésis doctoral: “Estudio clínico y evolutivo de la anorexia nerviosa”  (Carmen Rosa Morales García) – Santa Cruz de Tenerife

 

Deja un comentario