Síntomas del trastorno de conversión

Los síntomas pseudoneurológicos más frecuentes en el trastorno de conversión son; desmayos, el entumecimiento y el hormigueo, los espasmos, los mareos, la sensación de aturdimiento y de alteración del equilibrio y la debilidad.

  • Mal funcionamiento físico: parálisis, ceguera o dificultad para hablar sin ninguna patología física u orgánica que dé cuenta de tal disfunción.
  • Los síntomas sugieren alguna enfermedad neurológica que afecte a sistemas sensomotores.
  • Estos trastornos presentan algunos de los más extraordinarios e increíbles casos de la psicopatología.
  • Los síntomas no se producen intencionadamente y no son simulados.
La  belle indifference en los trastornos somatomorfos

Una característica tradicionalmente asociada con el trastorno de conversión es la belle indifference. Es decir, la aparente indiferencia y actitud despreocupada hacia los síntomas. Otra manifestación identificada como habitual en estos pacientes es la sugestionabilidad. Lo que explica que sus síntomas puedan experimentar cambios en función de las situaciones.

trastorno de conversión
síntomas pseudoneurológicos más frecuentes en el trastorno de conversión son; desmayos, el entumecimiento y el hormigueo, los espasmos, los mareos, la sensación de aturdimiento y de alteración del equilibrio y la debilidad.

Los sucesos traumáticos parecen ser bastante comunes en el trastorno de conversión. Aunque se presupone que el inicio de los síntomas de conversión está asociado a factores psicológicos, también se considera la posible contribución de los daños físicos. Esta posible relación puede explicarse en términos psicológicos atendiendo al impacto emocional de la lesión, ya que puede manifestarse como una experiencia disociativa, ser un recordatorio de experiencias pasadas de abuso activando conflictos no resueltos y estar asociada a ideas catastrofistas de daño permanente y amplificación de síntomas somáticos menores.

Causas del trastorno de conversión
  • Suceso traumático pasado que se pretenden eludir. Se sustituye por la alternativa socialmente aceptable de enfermar.
  • Educación sobreprotectora y sobreimplicada.
  • Historias de enfermedad en la familia: parece que eligen síntomas y problemáticas conocidas.
El post no ha acabado, pero quizás te interese:
Tratamiento del trastorno de conversión
  • Similar al del trastorno de somatización (no reforzamiento; solución de problemas).
  • Identificar y ocuparse del suceso traumático o estresante (reexperimentación).
  • Es difícil, se ha trabajado mucho con la hipnosis.
  • Técnicas de exposición controlada.

¿Cómo diferenciar el trastorno de conversión del fingimiento?

  • En el trastorno de conversión se da la bella indiferencia ante el problema (aunque no siempre).
  • A menudo se desencadena el trastorno tras un intenso estrés.
  • En ocasiones actúan de manera normal: evitan objetos de su campo visual, se levantan en una urgencia… Los fingidores se desenvuelven por debajo del nivel del azar.
  • Personas que por diferentes intereses fingen un trastorno: librarse del trabajo, de dificultades legales, indemnizaciones…

Hipocondría

Los síntomas físicos que pueden infundir preocupación pueden  ser muy variados. Tanto en cuanto a la zona corporal afectada como al malestar/anomalía percibida. El paciente puede valorar como amenazantes las sensaciones fisiológicas normales, las disfunciones benignas y las reacciones somáticas asociadas a un estado emocional. Es habitual que el paciente se preocupes por varias sensaciones corporales a la vez y que estas vayan variando a lo largo del tiempo.

A nivel cognitivo, además de pensamientos catastrofistas en torno a los síntomas, son comunes las imágenes mentales relacionadas con la enfermedad y la excesiva conciencia y vigilancia del funcionamiento corporal. Otra característica cognitiva adicional comúnmente observada es la escasa tolerancia a la incertidumbre somática, acompañada de una imperiosa necesidad de buscar la garantía absoluta y definitiva de que se encuentran físicamente sanos.

trastorno de conversión
Frecuentemente aparecen trastornos comórbidos con trastornos de ansiedad

La preocupación del paciente se manifiesta a menudo a través de conductas de comprobación corporal y búsqueda de información tranquilizadora tales como explorar la zona afectada para ver cómo evoluciona. Todos estos síntomas a la larga intensifican y refuerzan la idea de enfermedad ya que llevan a la evitación de situaciones y actividades. Pueden surgir también preocupaciones por la ingesta de alimentos.

Diferencias con otras problemáticas

  • Vs. Fobia a las enfermedades: temor a desarrollar una enfermedad y evitación de situaciones de posible contagio. Sería el miedo a tener una enfermedad concreta y evitar situaciones de posible contagio. En la hipocondría ya están convencidos de tener esa enfermedad, en la fobia no piensan estar contagiados.
  • Vs. Trastorno de pánico: en los dos hay malinterpretación de síntomas físicos pero en el trastorno de pánico el temor es por una catástrofe inmediata mientras que en la hipocondria el temor es a enfermedades a largo plazo (cáncer, VIH). Aun así, hay más semejanzas que diferencias. Ante un síntoma, en la hipocondría, se puede desarrollar un episodio de ansiedad. Pero la diferencia reside en que en el trastorno de pánico temen las sensaciones físicas del momento y que la muerte puede ser inmediata, mientras que en la hipocondría piensan que la desgracia puede llegar a medio-largo plazo.

Frecuentemente trastornos comórbidos con trastornos de ansiedad:La aprensión, excesiva preocupación, haría que esa hipervigilancia pueda dirigirse a las propias sensaciones. Además la persona estará físicamente más activada, estado de nerviosismo. Esto hace que la persona intente resolver esa situación, comprobando que eso no es cierto, por ello buscan información. Esto conduce a una preocupación continua por una posible anormalidad o enfermedad por cambios que observan en su cuerpo. También, por una interpretación errónea de esos síntomas.

Causas

  • Distorsiones perceptuales y cognitivas: interpretación incorrecta de signos y sensaciones de índole física
  • Historia familiar de enfermedad.
  • La vida es incontrolable e impredecible.
  • Modelado.
  • Beneficios del rol de enfermo: (más atención, no tener que estudiar/trabajar, más cuidados…). Esto puede llevar a mantener la conducta hipocondriaca