Definición de los trastornos somatomorfos

Los trastornos somatomorfos se definen como la presencia de síntomas físicos que sugieren una enfermedad médica o un problema físico. Pero, estos síntomas no pueden explicarse completamente por una enfermedad, por los efectos directos de una sustancia o por otro trastorno mental. Los síntomas somáticos sin explicación médica suelen identificarse en el ámbito de la salud mental como trastornos somatomorfos.

En los trastornos somatomorfos los pacientes: no se hacen los enfermos, están convencidos de que lo están

 Cambios de los trastornos somatomorfos en el DSM-IV-TR y DSM-V 
TRASTORNOS SOMATOMORFOS
DSM-IV-TR DSM V
•HIPOCONDRÍA

•TRASTORNO DE SOMATIZACIÓN

•POR DOLOR

•INDIFERENCIADO

•DE CONVERSIÓN

•DISMÓRFICO CORPORAL (DISMORFOFOBIA)

 

A menudo es complicado discernir entre unos y otros

•TRASTORNO DE ANSIEDAD A LA ENFERMEDAD (HIPOCONDRÍA)

•T. DE SÍNTOMAS SOMÁTICOS (SOMATIZACIÓN, INDIFERENCIADO Y DOLOR)

•TRASTORNO DE CONVERSIÓN

•TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL (DISMORFOFOBIA) (excluido de esta categoría de trastornos)

A menudo es complicado discernir entre unos y otros

 

Tipos de trastornos somatomorfos

Trastorno somatomorfo indiferenciado

Se reserva para los cuadros clínicos que presentan quejas somáticas sin explicación médica que persisten durante al menos seis meses. Pero, en este tipo de trastornos somatomorfos no se reúnen los criterios completos para el trastorno de somatización. Se clasificaría aquí a la neurastenia, un síndrome caracterizado por fatiga y debilidad persistentes.

Trastorno de conversión

El primer caso que se ha descrito es el de Ana O, que fue tratada por Breuer, y fue descrito también por Freud. Es una chica de 20-21 años, cuando tiene esta primera manifestación. Se encuentra en una situación difícil porque su padre se pone enfermo terminal, y no tiene madre, por lo que debe ser la cuidadora hasta que éste fallece. En ese estado de agotamiento, comienza a tener alucinaciones de que una serpiente está en la cama del padre, que se sube por ella, y que no puede mover un brazo. Otras veces no puede hablar, otras puede pero no en alemán, solo en francés. El padre muere y ella sigue con estos signos. En apariencia es un problema neurológico, pero en realidad es pseudoneurológico, pues no se ha encontrado una base neurológica para este problema.

Su característica principal es la presencia de síntomas o déficits que afectan al funcionamiento motor o sensorial. Esto hace pensar en la existencia de una enfermedad neurológica médica o de otro tipo. Existen cuatro presentaciones diferentes del trastorno de conversión:
  1. Síntomas o déficits motores
  2. Crisis o convulsiones
  3. Síntomas o déficits sensoriales
  4. Presentación mixta
El post no ha acabado, pero quizás te interese:
Hipocondría

La sintomatología esencial de la hipocondría radica en la preocupación, el miedo o la creencia de poseer una enfermedad grave a partir de la interpretación errónea de las sensaciones  físicas. Está caracterizada por síntomas corporales, preocupación corporal, sospecha o miedo de que una enfermedad grave esté presente, resistencia a la información médica tranquilizadora estándar y las conductas hipocondriacas.

  • trastornos somatomorfos hipocondríaQuejas físicas sin causa clara
  • Ansiedad grave centrada sobre la posibilidad de tener una enfermedad importante.
  • Convicción clara de enfermedad (dolor en el pecho= cáncer de pulmón).
  • Apoyo y reafirmación médica no les ayuda ya que repiten las consultas
  • Lectores ávidos de revistas, consulta de Internet, etc., viéndose a sí mismos con todos los síntomas y enfermedades que se describen
  • Convicción sincera, sin fingimiento
  • Comienza en cualquier edad y tiene un curso crónico
Trastornos somatomorfos de Síntomas Somáticos (En el DSM-V)

Este trastorno es uno de los trastornos somatomorfos que sustituye a somatización y dolor. Se define por un malestar producido por uno o más síntomas físicos que alteran la vida diaria. Pensamientos, sentimientos o comportamientos relacionados con los síntomas que son desproporcionados, acompañados de altos niveles de ansiedad y que consumen excesivo tiempo y energía.

La alexitimia es la dificultad de algunas personas para saber que están teniendo ciertas emociones y para expresarlas. Una especie de falta de conciencia ante emociones. Impide que la persona pueda elaborar e interpretar correctamente las emociones. La persona siente un malestar emocional, e intenta explicarlas o darles un sentido a normalmente en términos físicos (ya que los emocionales no funcionan correctamente).

Trastorno por dolor

La sintomatología que caracteriza al trastorno por dolor es la presencia de dolor en una o más partes del cuerpo que alcanza un nivel de gravedad suficiente como para justificar la atención clínica. Se considera que los factores psicológicos desempeñan un papel significativo en el inicio, gravedad, mantenimiento y aumento del dolor. Se identifican tres subtipos:

  1. Asociado a factores psicológicos.
  2. A factores psicológicos y a enfermedad médica.
  3. Trastorno por dolor asociado a enfermedad médica.
Somatización

El aspecto definitorio básico del trastorno de somatización es la presencia de un patrón de síntomas somáticos múltiples y recurrentes que sucede a lo largo de un periodo temporal de varios años y que se inicia antes de los 30. Estos síntomas han requerido atención médica o han generado un deterioro significativo en áreas importantes de vida. Entre las quejas han de figurar:

  • Cuatro síntomas de dolor localizados en distintas partes del cuerpo.
  • Dos síntomas gastrointestinales
  • Un síntoma sexual
  • Un síntoma pseudoneurológico.
Trastorno dismórfico corporal (DISMORFOBIA)

Actualmente no está considerado dentro de los trastornos somatomorfos, pero sí de los obsesivos. La principal característica de este trastorno es la preocupación excesiva por un defecto imaginado o exagerado en el aspecto físico. En este trastorno confluyen la preocupación por la apariencia física, las ideas de referencia, la escasa conciencia y las conductas repetidas de seguridad.

trastornos somatomorfos dismórfico
En este trastorno somatomorfo las personas pueden verse de una manera que no son

Las personas con este trastorno pueden llegar a preocuparse por cualquier elemento de su aspecto físico y en cualquier localización corporal. Se han documentado diferencias de género en cuanto a las partes del cuerpo vistas con más frecuencia como defectuosas.

Las personas con este problema pueden llegar a no salir de casa, o si salen, excesivamente tapados. La paradoja muchas veces es que estas personas son atractivas físicamente y no tienen ningún problema.

Diagnóstico diferencial y comorbilidad de los trastornos somatomorfos

Los trastornos somatomorfos conviven habitualmente con otras condiciones clínicas. Especialmente con los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo. El primer paso en el diagnóstico diferencial de estos trastornos somatomorfos es excluir la existencia de una patología orgánica que explique los síntomas del paciente. Por lo que hay que asegurarse de que se ha efectuado un examen  médico completo y detallado.

Respecto de los trastornos del estado de ánimo cabe señalar que las personas con depresión pueden presentar síntomas somáticos tales como cefaleas o dolores digestivos, pero, a diferencia de los trastornos somatomorfos, tales quejas se limitan a los episodios depresivos. Además, estos pacientes muestran una actitud pesimista y de desánimo hacia una gran diversidad de situaciones y no sólo con respecto a la salud.

En cuanto a los trastornos de ansiedad, el diagnóstico diferencial ha de centrarse en no confundir la hipocondría con la fobia a la enfermedad o al trastorno de pánico. La hipocondría y la fobia a la enfermedad difieren principalmente en el componente de convicción de la enfermedad.

Diferencia entre la hipocondría y la fobia a la enfermedad
Hipocondría Fobia a la enfermedad
Existe preocupación por el miedo a estar sufriendo una enfermedad en el momento actual. Temor a contraer o estar expuesto a una enfermedad, pero sin creer que ya se padece.
El miedo se concentra en varios síntomas. El miedo se concentra en un único síntoma.
Los estímulos que la generan suelen ser internos y el paciente los afronta con la comprobación corporal o la búsqueda de información tranquilizadora. Los estímulos que la generan suelen ser de tipo externo y el paciente actúa evitándolos.
La amenaza es percibida de manera demorada La amenaza es percibida de manera inmediata
El paciente muestra escasa conciencia de enfermedad. El paciente reconoce que su miedo no es razonable.
Predominan los síntomas somáticos y depresivos Predominan los síntomas de ansiedad, obsesivos y fóbicos.

Las diferencias entre la hipocondría y el trastorno de pánico consistirían principalmente en que, en los pacientes con trastorno de pánico:

  • Las sensaciones corporales que suscitan preocupación son principalmente las asociadas a la activación fisiológica.
  • El temor se entra en las enfermedades que tienen una aparición súbita e inmediata.
  • Se exhiben conductas de escape, evitación y búsqueda de seguridad inmediata.

Los pacientes con hipocondría tienen un perfil más acentuado de actitudes y conductas de enfermedad que aquellos con trastorno de pánico.

Etiología de los trastornos somatomorfos

Es importante conocer los procesos psicológicos afectados en cada trastorno mental. Por eso os dejamos aquellos afectados en los trastornos somatomorfos:

 Mecanismos cognitivos
    1. Interpretación de síntomas y creencias de enfermedad: tendencia a realizar interpretaciones catastrofistas de los síntomas corporales y a sobreestimar la probabilidad de tener una patología médica grave.
    2. Atribución causal y creencias de enfermedad: se observan atribuciones causales psicológicas, especialmente con los pacientes que presentan comorbilidad con ansiedad y depresión.
    3. Actitudes hacia la salud y otros estilos cognitivos: conceptos rígidos y equivocados sobre la enfermedad.
    4. Atención y percepción: la propensión a atender de manera selectiva a los procesos corporales y a observar los síntomas para detectar posibles indicios de enfermedad se ha relacionado con el incremento de quejas físicas. Esto se vincula a una reducción de la ansiedad de dichas quejas.
    5. Expectativas y memoria: tendencia a anticipar malestar corporal intenso y a experimentarlo como tal, aunque la estimulación física sea baja. Este tipo de expectativas interaccionan con el estilo cognitivo de catastrofización.
    6. Preocupación por la enfermedad y ansiedad por la salud: se incluirían aspectos como el miedo a la enfermedad, incapacidad o deterioro etc.
  1. Aspectos conductuales

Se incluyen aspectos como la búsqueda de información tranquilizadora, la solicitud frecuente de atención médica, fármacos y tratamiento, la autocomprobación corporal, la evitación y el descondicionamiento físico. Las conductas de enfermedad pueden mantenerse por pro procesos de reforzamiento negativo y positivo que hayan sido aprendidas durante la infancia.

  1. Regulación emocional, personalidad y apego

Destaca el papel de la alexitimia caracterizada por la dificultad para identificar las propias emociones y comunicarlas a los demás. También,  la capacidad reducida para elaborar fantasías y el predominio de un pensamiento concreto. Se ha sugerido que las personas alexitímicas tenderían a malinterpretar la actividad fisiológica asociada a las emociones como síntomas corporales. La afectividad negativa y las quejas corporales se retroalimentan, de tal modo que el humor depresivo reduce el umbral del dolor y los síntomas somáticos incrementan el riesgo de sintomatología depresiva.

Además de los procesos mencionados, los mecanismos patofisiológicos también participarían. Las interacciones entre el sistema nervioso central, endocrino e inmune, parecen desempeñar un papel muy destacado en la percepción de las sensaciones corporales y en la respuesta a ellas.

Tratamiento de los trastornos somatomorfos

La terapia cognitivo-conductual es el tratamiento psicológico que resulta más eficaz para los trastornos somatomorfos. Por otro lado, también será efectivo un enfoque integrativo que supone combinar esta terapia con la interpersonal. Ello contemplaría las dos principales características de los pacientes con tendencias somatizadoras:

  • El modo desajustado de percibir y evaluar el estado de salud
  • La forma inadecuada de responder y comunicar a nivel interpersonal el malestar.

Este enfoque propondría ciertas técnicas como: análisis de la comunicación, de los incidentes personales, desensibilización, relajación y la reevaluación cognitiva.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS: RESUMEN Y ASPECTOS CLAVE

•Los síntomas somáticos sin explicación médica son un tipo de queja muy común en atención primaria, constituyen entre el 20% y el 74% de las visitas.

•Hasta la fecha no tenemos ni una completa comprensión ni un abordaje terapéutico definitivo.

•Los enfermos que padecen trastornos somatomorfos suelen presentar malestar físico y un notable malestar emocional y su vida suele girar en torno a los síntomas y la enfermedad

•Van a diferentes especialistas, se someten a pruebas exploratorias de riesgo o acaban consumiendo fármacos en exceso

•Estos problemas generan elevados desembolsos económicos para el sistema de asistencia sanitaria y prestación social de la comunidad. Aproximadamente duplican los costes sanitarios anuales además de que su tasa de desempleo es mayor que en enfermos con otros trastornos mentales

•Las relaciones de pareja, familiares y sociales se ven relegadas a un segundo plano y son habituales el absentismo laboral y las bajas por enfermedad

•Calidad de vida peor que la de personas con enfermedades crónicas como el sida, el cáncer, la diabetes, el Parkinson o las cardiopatías

 

1 Comentario

  1. Podrían por favor habilitar una opcion para imprimir el texto completo? Osea que sirva para descargarlo en pdf también? Gracias de antemano!!

Comments are closed.