Hasta hace un tiempo atrás no había tomado realmente conciencia de lo que significa ¨ Vivir el presente ¨. Me he percatado que en mi caso y seguramente en el de muchas personas, vivimos el día a día con tantas cosas en la cabeza que realmente no somos 100 % conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor. A medida que vamos haciendo cosas, estamos pensando en el futuro. Qué haremos mañana, los proyectos que tenemos en mente; o por el contrario estamos pensando en la conversación de ayer con nuestra pareja, en lo que nos sucedió en el trabajo, etc. Andamos por la calle y nos perdemos el paisaje de nuestro alrededor y las personas que pasan por nuestro lado. Estamos mirando el móvil o pensando en otras cosas, y cuando alguien nos está hablando le oímos, pero ¿le escuchamos?

Practica cómo vivir el presente

A manera de ejercicio he probado activar mis 5 sentidos en varias oportunidades del día. He dejado a un lado los pensamientos para poder percibir todo lo que estaba sucediendo a mi alrededor. Los ruidos, los olores, los colores, tacto; y he notado lo increíble y lo poderoso que es. Como cambia la perspectiva de todo, es como si antes del ejercicio tuviera los ojos cerrados y al estar presente pudiese realmente ver y sentir. Prueba a ponerte música relajante y atrévete a vivir el presente.

El post no ha acabado, pero quizás te interese:

Esto me ha llevado a hacerme una pregunta;  ¿por qué perdemos el tiempo y energía pensando en algo que ya ha pasado y que no podemos cambiar, o pensando en un futuro que puede cambiar en cualquier momento?. Cuando las cosas maravillosas y las buenas experiencias se encuentran aquí y ahora en el presente, y nos lo estamos perdiendo. Debemos, por tanto, vivir el presente.

Dejar los pensamientos completamente de lado para disfrutar del ”aquí y el ahora” no es tarea fácil. Pero, una vez que lo consigues podrás disfrutar de todos los beneficios que conlleva. Por ello, te reto a que te tomes al menos unos minutos al día, te encuentres donde te encuentres, trabajo, casa, calle, solo o acompañado y seas realmente consciente del aquí y ahora. Céntrate en ti y en todo lo que ocurre a tu alrededor. Observa, que escucha, que siente y dejes guardados los pensamientos del pasado y futuro solo por un momento. Prueba tu también lo increíble que puede ser vivir el presente.